sábado, 20 julio 2019
ZONA PREMIUM
Modulo Lifestyle

Baume&Mercier presenta su primer movimiento mecánico de cuerda automática

Con ello, busca mejorar la durabilidad y la autonomía de sus relojes

11 de febrero de 2019. 14:00h Dirigentes
  • Baume&Mercier presenta su primer movimiento mecánico de cuerda automática

Baume & Mercier continúa revolucionando el sector de la relojería. El pasado mes de enero, durante el Salón Internacional de la alta relojería, presentó su primer movimiento mecánico de cuerda automática desarrollado por la Maison: el calibre Baumatic™. Con ello, busca mejorar la durabilidad y la autonomía de sus productos. Además, cuenta con una mayor precisión cronomética y sensibilidad a los campos magnéticos.

La autonomía

La reserva de marcha del movimiento de un reloj estándar puede variar entre 40 y 70 horas con una carga completa. Todos los relojes Baume & Mercier equipados con el movimiento Baumatic™ poseen una reserva de marcha de alto rendimiento que dura 120 horas, es decir, 5 días.

Baume&Mercier presenta su primer movimiento mecánico de cuerda automática

La precisión cronométrica

Con un reloj estándar, la hora se tiene que ajustar regularmente, debido a que puede llegar a adelantar o atrasar entre 20 y 30 segundos al día. Además de su modelo homologado como cronómetro por el COSC, todos los relojes de serie de Baume & Mercier equipados con el movimiento Baumatic™ alcanzan una precisión de -4/+6 segundos al día y un nivel de precisión estable a lo largo de toda la reserva de marcha.

Los campos magnéticos

Existen numerosos efectos vinculados a los campos magnéticos: la parada del movimiento o la pérdida de precisión son los más frecuentes. El Clifton Baumatic™ de Baume & Mercier es resistente a 1500 Gauss como mínimo, es decir, un valor 25 veces superior a la norma ISO actual.

Baume&Mercier presenta su primer movimiento mecánico de cuerda automática

La durabilidad

El movimiento de un reloj es un mecanismo complejo que está formado por numerosos componentes móviles en miniatura. Su interacción constante produce fricción y el consiguiente desgaste de los mismos, todo lo cual se puede minimizar mediante la lubricación, un factor crucial para el movimiento de cualquier reloj. La calidad de los diferentes lubricantes que se utilizan en el movimiento Baumatic™ permite prolongar los intervalos de mantenimiento más allá de los cinco años recomendados habitualmente.