bolsas-y-mercados

Powell descarta tipos negativos en EE.UU.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha rechazado en una comparecencia en el Congreso, que unos tipos de interés negativos, como persigue el presidente Donald Trump, sean apropiados para EE.UU.

14 DE noviembre DE 2019. 06:01H Rocío Arviza

0c1bb8131a7cee118307db37fc24db68.jpg

El máximo responsable de política monetaria estadounidense ha dejado claro que no se dan las circunstancias para optar por tasas negativas en EE.UU., dado el crecimiento continuo de la economía del país, un mercado laboral fuerte y una inflación constante. “Tiende a haber tasas negativas en las economías más grandes en momentos en que el crecimiento es bastante bajo y la inflación es bastante baja. Ese no es el caso aquí ", aseguró Powell.

En una comparecencia ante el Comité Económico Conjunto del Congreso de Estados Unidos, el presidente de la FED ha subrayado que la economía estadounidense se encuentra ahora en el undécimo año de la actual expansión y que las perspectivas iniciales siguen siendo favorables. En este sentido ha justificado el menor crecimiento del PIB en el tercer trimestre ( del 1,9 por ciento) en parte por “el efecto transitorio de la huelga de United Auto Workers en General Motors. Pero también refleja la debilidad en la inversión empresarial, que está siendo frenada por el lento crecimiento en el extranjero y la evolución del comercio”, aseguró.

Powell ha reiterado que pese a que estos factores han pesado sobre las exportaciones y la manufactura este año, “el consumo de los hogares aumenta de manera sólida, respaldado por un mercado laboral saludable, ingresos crecientes y niveles favorables de confianza del consumidor”.

En definitiva, con los datos sobre la mesa, señala que “mirando hacia el futuro, mis colegas y yo vemos una expansión sostenida de la actividad económica, un mercado laboral fuerte y una inflación cercana a nuestro objetivo simétrico de 2 por ciento como muy probable”. Una evolución favorable que “refleja en parte los ajustes de política que hemos realizado para brindar apoyo a la economía”.

Persisten riesgos

Pese a todo, el presidente de la FED reconoce que “persisten riesgos notables”, caso del lento crecimiento en el extranjero y de la incertidumbre comercial. Además, “las presiones inflacionarias permanecen silenciadas y los indicadores de expectativas de inflación a más largo plazo se encuentran en el extremo inferior de sus rangos históricos”. De ahí que haya dejado claro que “continuaremos monitoreando estos desarrollos y evaluando sus implicaciones para la actividad económica y la inflación de los EE. UU.”, al igual que vigilarán los riesgos del sistema financiero. 

Política monetaria

Tras las tres rebajas de tipos acometidas por la FED a lo largo del ejercicio, Prowell cree que los niveles actuales del precio del dinero son adecuados “mientras la información entrante sobre la economía siga siendo ampliamente coherente con nuestra perspectiva de crecimiento económico moderado, un mercado laboral fuerte e inflación cerca de nuestro objetivo simétrico de 2 por ciento”.

Pese a ello, ha dejado claro que “si surgen desarrollos que causen una reevaluación material de nuestra perspectiva, responderíamos en consecuencia. La política no está en un curso preestablecido”, aseveró.

Por otro lado, el responsable de la FED se ha mostrado preocupado por la elevada deuda federal, ya que a largo plazo puede “restringir la inversión privada y, por lo tanto, reducir la productividad y el crecimiento económico general. Poner el presupuesto federal en un camino sostenible ayudaría al vigor a largo plazo de la economía de los EE. UU. Y ayudaría a garantizar que los responsables políticos tengan el espacio para utilizar la política fiscal para ayudar a estabilizar la economía si se debilita”.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"