pymes

¿Cómo afecta la baja productividad a las pymes?

Un estudio cuantifica el peso económico de la falta de productividad en pequeñas y medianas empresas

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Dirigentes

shutterstock-1049471087_66258_20180829215254.jpg

A la hora de valorar el rendimiento de una pyme y los factores que afectan a su desempeño, es habitual hacer uso de variables económicas como el volumen de ventas, el peso respecto a la competencia o la variación del beneficio en rango anual o trimestral.

Desde la compañía tecnológica Sage, sin embargo, han ido un paso más allá, cuantificando el peso que tiene la falta de productividad tanto a nivel global como en el caso concreto de las pymes españolas. Así, el resultado que arroja su análisis es que la falta de productividad ha supuesto para las pequeñas y medianas empresas del país un lastre de 20.400 millones de euros entre el 1 de enero y el 21 de agosto de 2018.

Esta cifra supone una merma económica vinculada a la baja o nula productividad de 1.105 euros por segundo. La compañía considera que esa cantidad muestra el tiempo que emplean las pymes a labores rutinarias y de administración, "en vez de digitalizarse y dedicarse a actividades enfocadas en el desarrollo estratégico para el crecimiento económico de la empresa".

Sage señala que "un aumento del 5% en la productividad de las empresas españolas supondría un incremento del PIB nacional en 13.600 millones de euros". La tecnológica destaca que la digitalización de los procesos contables, administrativos, de gestión de nóminas y facturación y otros procesos similares ayudaría en mayor medida a revertir la pérdida de productividad y transformarla en crecimiento empresarial.

El consejero delegado de Sage Iberia, Luis Pardo, afirma que "solo si las pymes redirigen las horas invertidas en tareas básicas a labores de innovación, atracción de clientes y aumento de ingresos, avanzarán de forma efectiva".

Ampliando el muestreo de su estudio a 11 mercados europeos y americanos, como el español, el estadounidense, el francés, el alemán o el británico, Sage cifra la pérdida económica mundial por falta de productividad en 235.261 millones de euros, siempre dentro del mismo rango temporal.

Luis Pardo ha destacado que el devenir de las economías futuras "se basa en el éxito de los negocios actuales" y ha añadido que espera que se lleven a cabo políticas que aborden los problemas de productividad y desarrollen cambios en los marcos regulatorios que obstaculizan su progreso.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"