pymes

Doce medidas para el “rescate del trabajo autónomo”

La asociación de autónomos UPTA ha elaborado un documento con propuestas a acometer por parte del Gobierno para este colectivo

15 DE septiembre DE 2020. 08:30H Carmen Muñoz

103a83c9899cd5f404446441f507c288.JPG

Ante el aumento de los contagios por coronavirus en las últimas semanas, las asociaciones más representativas de los trabajadores por cuenta propia ya anticipan una “sangría” de empleo durante los próximos meses. En este contexto, desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) han elaborado un catálogo de medidas “urgentes” y “necesarias” en el corto plazo con las que poder hacer frente a la situación actual o a la que se puede llegar “ante la evolución de la pandemia” en España.

En concreto, desde la organización encabezada por Eduardo Abad demandan la extensión de la prestación extraordinaria por cese de actividad a todos aquellos que se vean obligados a cerrar o tengan que adecuar su negocio a las limitaciones dictadas por las autoridades sanitarias o administrativas. Desde la patronal del comercio ya han advertido de que casi un tercio de los establecimientos puede quebrar antes de acabar el año. 

En esa línea, también reclaman una prórroga de los ERTE, sobre todo, en los sectores más afectados, así como un plan de rescate para actividades restringidas como el ocio nocturno, la cultura o el turismo, entre otros, además de la recuperación de medidas extraordinarias sobre gastos de suministro para estos. 

En el ámbito fiscal, desde UPTA consideran necesario elevar el tipo marginal máximo de IRPF para las rentas superiores a 100.000 euros anuales durante un periodo de dos años; subir en un punto el tipo aplicable a las rentas del ahorro en rendimientos por encima de 5.000 euros por operación o más de 20.000 euros al año también durante dos ejercicios y aplicar una tasa fija para todas las operaciones o transacciones financieras que superen los 5.000 euros con carácter general en todo el ámbito europeo, o al menos en los Estados miembros de la eurozona. 

Asimismo, piden un nuevo periodo de aplazamiento o moratoria para el pago de impuestos y de las deudas de derecho público para los autónomos que no puedan llevar a cabo su actividad por la COVID-19, al igual que se hizo durante el estado de alarma. En caso de darse esta circunstancia, solicitan la suspensión del pago de la cuota o la posibilidad de solicitar un fraccionamiento, además de ampliar el plazo de las autoliquidaciones trimestrales de impuestos hasta el 20 de abril de 2021. 

Por otro lado, plantean renegociar los avales y microcréditos para autónomos y mutualistas aprobados por el ICO que se encuentren con obstáculos para desarrollar sus funciones con normalidad a causa de la COVID-19.

A la caída de los ingresos, otro de los obstáculos que se pueden encontrar los emprendedores es que sus hijos se contagien de coronavirus. Por ello, desde UPTA instan a equiparar los periodos de cuidado de descendientes con COVID-19 a la incapacidad temporal por contingencias profesionales. “Las ausencias en el desarrollo de la actividad económica o profesional de los padres o madres trabajadores autónomos motivadas por la necesidad de cuidados de los hijos (…) han de ser protegidas mediante el reconocimiento de dicha situación como accidente de trabajo, con la percepción de la correspondiente prestación unida a la exención en el pago de la cuota del RETA mientras dure la percepción de dicha prestación”.

Dado que se trata de una crisis de consumo, en el paquete de decisiones urgentes ven oportuno establecer un tipo de IVA del 5% para hostelería, turismo, cultura y comercio minorista durante al menos doce meses y, a su vez, incrementar al 25% el aplicable a bienes y servicios de lujo. De la misma manera que en Italia, otra de las propuestas es la creación de un cheque vacacional para incentivar el gasto en viajes.

“Pretendemos que se adopten las medidas necesarias para tratar de sofocar las dramáticas circunstancias por las que pasarán los trabajadores por cuenta propia en los próximos meses. Es ahora cuando de verdad se tendrá que actuar con responsabilidad, es el momento de tomar decisiones transcendentales”, subraya el presidente de UPTA, Eduardo Abad. 

Iniciativas en el corto plazo

Las otras cuatro restantes se engloban dentro de un apartado de medidas en el corto plazo. Entre ellas, que el sistema de cotizaciones a la Seguridad Social se encuentre ligado a los ingresos reales según el rendimiento neto, con una cuota “superreducida” para los que no alcancen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Desde el ministerio de Migraciones, Inclusión y Seguridad Social, avanzaron hace un par de días que trabajan en el desarrollo de una estrategia que consiga igualarlos.

De manera paralela, el citado plan recoge la puesta en marcha de programas formativos con el objetivo de mejorar la competitividad y continuidad de los negocios para su reorientación a través de las competencias digitales y que puedan así mantenerse en el mercado o ampliarlo. 

Relacionado con el anterior, otro de los aspectos que ponen sobre la mesa es la importancia del comercio electrónico a través del fomento de canales de venta telemáticos, mediante ayudas específicas a fondo perdido para que los autónomos puedan seguir ejerciendo su actividad. 

Por último, desde la organización piden facilitar el emprendimiento de segunda oportunidad y la continuidad de la actividad con el apoyo de un sistema de mediación extrajudicial que permita la renegociación de las deudas, tanto de derecho público como privado a muy largo plazo, bien mediante el aval o la financiación del Estado como por parte de la administración autonómica. 

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"