pymes

El impacto de la pandemia en el sector del bricolaje y la ferretería

El sector del bricolaje y la ferretería ha sido especialmente maltratado por la crisis sanitaria y económica del nuevo coronavirus (COVID-19).

15 DE junio DE 2020. 17:29H Dirigentes

e42198c7bc8d0815caead0c0773cc242.JPG

De hecho, todas las grandes superficies del sector tuvieron que bajar la persiana el pasado 14 de marzo, lo que ha supuesto pérdidas económicas y de empleo sin precedentes. Solo el comercio online ha conseguido mantener unas cifras de negocio aceptables durante la pandemia.

El sector español del bricolaje en cifras

El boom de los proyectos DIY (do it yourself o hazlo tú mismo) ha conseguido que, desde 2013, el sector de la ferretería y del bricolaje en España mantuviese un constante crecimiento. De hecho, antes de la entrada en vigor del Estado de Alarma en nuestro país, sus cifras de negocio eran espléndidas. Estas eran las más destacables:

• Cada hogar español gastaba, de media, 500 euros anuales en herramientas y piezas de ferretería. En esa cifra también estaban incluidas las compras de madera, metales y otros materiales de construcción dmuebles y pequeñas estructuras.

• En total, en España había más de 8000 comercios dedicados en exclusiva al bricolaje y la ferretería. Aquí se engloban tanto las grandes superficies como las pequeñas tiendas de barrio.

• Esas 8000 empresas daban trabajo a, aproximadamente, 150.000 personas. En ese dato se contaban también los profesionales de los negocios de distribución, así como a los proveedores y montadores.

• El sector contaba con un impacto económico directo sobre el PIB de 27 000 millones de euros, es decir, en torno a un 2,4 % del total.

Las armas del sector para salir de la crisis

Obviamente, debido al cierre de las superficies comerciales, las empresas de ferretería y bricolaje han volcado sus esfuerzos en la digitalización y el comercio online. De hecho, han logrado capear la crisis en buena medida gracias a que muchas personas han apostado por realizar pequeñas tareas en casa durante los meses de confinamiento. Esto se ha notado, sobre todo, cuando se consiguieron superar los problemas relacionados con la eficiencia de los envíos. Vamos a ver cómo lo han hecho:

• La venta de productos útiles para el mantenimiento del hogar ha crecido exponencialmente. Por ejemplo, la compra de pintura onlinese ha multiplicado por 17 durante el confinamiento.

• Infinidad de clientes que nunca habían comprado a través de Internet productos de bricolaje y ferretería se han animado a hacerlo. En consecuencia, las ventas online han crecido un 65 % en términos generales.

• Para que esto haya sido posible, las principales cadenas del sector, no solo han hecho una firme apuesta por la seguridad online, sino que también han mejorado las condiciones de garantía y devolución. Solo así, han logrado ganarse la confianza generalizada por parte de los usuarios.

• También se han ocupado de fortalecer su imagen de marca, diseñando estrategias multicanal. Especialmente destacables han sido las campañas televisivas y en redes sociales de los principales protagonistas del sector.

• La "omnicanalidad" ha sido otro factor clave. Las empresas de bricolaje han aprovechado para unificar sus esfuerzos y para ofrecer la misma experiencia de compra a sus clientes sin importar el medio que utilicen para realizarla.

¿Cómo será la recuperación?

Las pequeñas tiendas de barrio dedicadas a la ferretería y el bricolaje han podido abrir durante la fase 1 de la desescalada del confinamiento, aunque con muchas restricciones. Sin embargo, las grandes superficies han tenido que esperar a la fase 2 y solo han podido mantener accesible al público 400 metros cuadrados de superficie comercial. Sin duda, el sector va a tardar en recuperarse, pero gracias al auge de las ventas electrónicas es factible que recupere sus cifras de negocio en 2021 y las supere en 2022.

BMO Global AM: "El activismo accionarial ha vivido una evolución muy clara en los últimos años"