pymes

El impacto económico y social de Enisa en cifras

La compañía pública ha presentado la séptima edición del informe que recoge la trayectoria de más de 3.000 empresas beneficiarias de las ayudas que presta. Solamente a nivel de empleo, estas habían creado 17.541 puestos de trabajo netos hasta finales de 2017

21 DE julio DE 2020. 08:30H Carmen Muñoz

176311e0ac7f893d1d5c55ea68937012.jpg

La financiación es el principal nutriente de las empresas, más aún en tiempos de crisis. Con la pandemia como telón de fondo, la Empresa Nacional de Innovación (Enisa) ha publicado el informe Valoración del impacto económico y social de los préstamos otorgados por Enisa entre 2005 y 2015. En esta séptima edición, presentada por el catedrático de Economía Financiera de la UCM y experto en capital riesgo, José Martí Pellón, y acompañado por el CEO de Enisa, José Bayón, destacaron el respaldo financiero “como camino de éxito para el crecimiento”.

En base a una muestra de 3.096 empresas en las que Enisa ha invertido 633 millones de euros, se han analizado diferentes variables como la plantilla, ventas, resultado bruto, activos totales e inmateriales desde el año anterior a la inversión del periodo 2005-2015 hasta 2017. “Tanto para el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo como para la propia Enisa es importante contar con datos y análisis que respalden la tesis de que el préstamo participativo es un instrumento financiero de indudables ventajas para la creación y consolidación de pymes innovadoras”, comentó Bayón, quien también subrayó la importancia de disponer de “elementos de valoración” que contribuyan a definir y desarrollar iniciativas y planes para el futuro.

Así, una de las principales conclusiones es la observación de crecimientos medios positivos para las empresas. De hecho, en ventas, de los 1.750 millones de euros de incremento hasta el tercer año, se pasó a 5.723 millones, con una media de 1,85 millones de euros por empresa.

También es reseñable el margen bruto, ya que de los 713 millones de aumento hasta el tercer año se alcanzaron 2.541 millones. Esto se traduce en 821 mil euros por empresa. Por su parte, en los activos totales, el incremento hasta 2017 fue de 5.476 millones, un 81% superior a la situación anterior a la percepción del préstamo y más del doble del aumento experimentado al tercer año, mientras que, en activos inmateriales, la subida acumulada ascendió a 1.305 millones hasta el ejercicio 2017 (421 mil euros por empresa), frente a los 490 millones registrados hasta el tercer año. 

Cabe destacar que más del 70% de las compañías receptoras de Enisa se encontraban en fase semilla o arranque al recibir el primer préstamo. Asimismo, el informe observa un “crecimiento medio positivo, estadísticamente significativo en todas las variables, hasta el tercer año”. Este efecto perduró en el tiempo hasta 2017, con un aumento medio del empleo de 5,7 trabajadores, a la vez que se triplicaron los valores medios en ventas y margen bruto y duplicaron en los activos totales. 

A este respecto, el conjunto de compañías analizadas creó 17.541 empleos netos al final del periodo analizado, un 48% más que antes de recibir el préstamo y casi seis nuevos trabajos por empresa. A ello hay que añadir “el elevado” valor cualitativo, ya que una gran parte de las ofertas se corresponden con personas de alta cualificación científica o técnica.

A mediados de 2019, el 53% de los importes de los préstamos otorgados ya se había recuperado solamente en reembolsos del principal, sin contar intereses, participación en beneficios y comisiones de cancelación anticipada. “Los préstamos participativos de 2005 a 2015 han contribuido a la generación de riqueza y empleo con un limitado coste, que en parte también se ha recuperado con la mayor recaudación fiscal por IVA e IRPF”.

Por último, si se atiende a los éxitos y fracasos de manera individualizada, el citado informe arroja que 1.057 empresas de las 3.096 analizadas no seguían en funcionamiento a finales de 2017. Esta cifra representa el 34,1% del total, “muy por debajo del 50-64% de fracasos que es habitual” en las etapas iniciales”, señalan. De la muestra, han calificado la evolución de 116 empresas como sobresaliente y se han identificado otras 121 de alto crecimiento con unas expectativas de evolución prometedoras”. Hasta la fecha, los dos unicornios españoles -Glovo y Cabify- estuvieron respaldados en su momento por Enisa. 

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”