economia

El turismo explota: "Nunca nos habíamos sentido tan desamparados"

El principal 'lobby' de la industria turística avisa de que los efectos de la cuarentena impuesta por algunos países serán “devastadores” para la actividad turística y el empleo en un ejercicio que el sector da por perdido

30 DE julio DE 2020. 08:15H Carmen Muñoz

9786874a6f7226c2bdff4c528058a39a.JPG

Los principales representantes del sector turístico se ponen en pie de guerra ante la decisión de Reino Unido de imponer cuarentena a todas las personas que retornen desde España, a los que hay que añadir la recomendación oficial de otra gran cantidad de países de no pisar suelo español. El anuncio se ha producido tras el aumento de los rebrotes en España con Cataluña y Aragón como principales focos, en un momento en el que esta industria comenzaba a arrancar tras el parón del estado de alarma. 

Por este orden, Reino Unido, Alemania y Francia son los principales emisores de turistas a este país, por lo que el veto del primero y el consejo de no pasar las vacaciones en determinadas regiones de España de los otros dos, caen como un jarro de agua fría para el turismo. Desde el sector ya descontaban un mal año, con cifras de facturación y volumen de clientes que, ni de lejos, se acercarían a los niveles de ejercicios anteriores. Sin embargo, el fin de las restricciones a la movilidad con el inicio de la temporada estival arrojó un halo de optimismo para este mercado, que ha sido echado por tierra tras la oleada de cancelaciones y que puede suponer un auténtico varapalo para la locomotora de este país.

Frente a esta situación, la Alianza para la excelencia turística (Exceltur) ya ha avisado de que los efectos de esa cuarentena “serán devastadores para la actividad turística y el empleo, dando la puntilla a una temporada que se había iniciado renqueante y acabará anticipadamente”, con la consecuente repercusión económica. En este sentido, alertan de que esta “decisión unilateral” dejará cientos de miles de puestos de trabajo en el alero a finales de octubre y miles de negocios sin abrir o insolventes con todas las consecuencias que, a su vez, conllevará para el 2021 y años sucesivos”. En la actualización de junio, Exceltur estimó unas pérdidas superiores a los 83.000 millones de euros para este año y la amenaza de 725.000 trabajos para finales de año. Cifra que podría agravarse aún más tras los últimos acontecimientos. 

Este lobby, que aglutina a las compañías más representativas del sector, entre ellas, Globalia, Meliá o NH, asegura que en algunos lugares de España el nivel de contagios es “mejor” que la de los países que imponen la cuarentena. “Ello hipoteca nuestra reputación y revela la necesidad de mayor anticipación diplomática y mejora de la comunicación sanitaria, interna y externa, para no suscitar alarmismos equívocos que conlleven decisiones radicales”, lamentan. 

En este contexto, el sector en su conjunto ha cargado contra las declaraciones realizadas por el Coordinador de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, de “agradecer” a Bélgica y Reino Unido que desincentiven los viajes a España y, con ello, se reduzcan los casos importados. “Un problema que nos quitan”, remarcó. Desde la organización las han tachado de “inaceptables”, ante el “descalabro” que enfrentan en el ámbito económico y financiero. A las citadas previsiones en términos de puestos de trabajo y PIB hay que añadir “los más de 10.000 millones de pérdidas de valor” que ha supuesto para las compañías turísticas que cotizan en bolsa, según Exceltur. “Nunca nos habíamos sentido más desamparados por una persona que en sus intervenciones en nombre del Gobierno de España, avalase la sinrazón de unas decisiones externas que afectan al turismo, en parte causadas por unas explicaciones oficiales mal expuestas y una manifiesta falta de voluntad para contraargumentarlas, con datos que pudieran neutralizarlas”, puntualizan. 

En esta línea, han advertido de que debería dejarse a un lado la dicotomía entre salud y economía, especialmente de cara al otoño, cuando los “mayores dramas sociales” no vendrán del nivel de contagios, sino del desplome de la actividad que dejará a muchas familias en una situación de precariedad.

Por su parte, desde la Mesa del Turismo han dado un paso más pidiendo la dimisión de Simón, tras calificar de “intolerables” estas palabras. Desde la asociación no entienden que alguien pueda celebrar “la ruina de este sector” que representa el 12,5% del PIB y el 13% del empleo en España, mientras que el Consejo de Turismo de la CEOE ha instado al Ejecutivo a la creación de un grupo interministerial para abordar “medidas urgentes” en este ámbito. 

Algunos dirigentes han aprovechado las redes sociales para expresar su profundo malestar a golpe de tuit. Uno de ellos ha sido el CEO del grupo Meliá, Gabriel Escarrer, quien preguntaba a Simón si no podría aportar datos científicos sobre esta decisión en lugar de alegrarse por “este gran daño al turismo y sus tres millones de empleos”. El sector turístico cierra su década dorada con más sombras que luces y ante la espera de una recuperación que no llega. 

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”