pymes

En riesgo el reparto del 40% de los fondos COVID-19

Desde la asociación de autónomos UPTA piden “volver a poner en circulación” los 2.800 millones de euros que quedarán en el aire, una vez concluya la fase de concesión a través de las comunidades autónomas

11 DE junio DE 2021. 08:30H Carmen Muñoz

96e719ca6410f3c139dfecfb385f6075.jpg

Más de tres meses llevan esperando las pymes y autónomos la tan deseada línea de ayudas directas, dotada con 7.000 millones de euros. El famoso fondo COVID no solo se va a retrasar, sino que puede que ni llegue en algunos casos. Según los cálculos realizados por la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA), tan solo llegará a materializarse el 60% de la citada cantidad, destinada a salvar los negocios que han llegado sobrevivir al embiste.

Aunque esta medida, destinada a salvar los negocios, llegará únicamente a aquellos que han logrado sobrevivir al embiste, alrededor de 2.800 millones (el 40% del total) se quedarán en el aire. La causa radica, según UPTA, en las “exigentes condiciones” para acogerse al citado plan COVID-19, y que no cumplen “miles de trabajadores autónomos” y, por tanto, provocarán que “se pierda la oportunidad de recuperar la economía de miles de actividades que han tenido que capear en solitario la crisis económica durante los últimos catorce meses”. 

Frente a esta situación, el presidente de UPTA, Eduardo Abad, tacha de “discriminación injustificada” el hecho de que trabajadores por cuenta propia que “han invertido sus ahorros en salvar su negocio” no puedan acogerse a esta ayuda. “Miles de ellos se han gastado hasta el último euro”, incide. 

En este contexto, desde la organización plantean la creación de una línea “especial” con los fondos que no se distribuyan (los 2.800 citados), de tal modo que permitan capitalizar patrimonios económicos de los emprendedores, “que han realizado el esfuerzo necesario para que ningún proveedor se quedase sin cobrar las facturas pendientes, o estar al corriente de pago con sus empleados”. 

Asimismo, proponen la puesta en marcha de un sistema compensatorio para todos aquellos autónomos que han tenido que hacer frente a la crisis económica con recursos propios y que cumplen los criterios de pérdida de facturación establecidos en la ayuda publicada. “Ante la falta de medidas que aborden esta situación, desde UPTA trataremos de convencer al Gobierno de España de la necesidad de poner, cuanto antes, esta línea en marcha. Sería incomprensible que en caso de que se cumpliesen las previsiones que hemos realizado, no se pusiesen los fondos económicos sobrantes a disposición de estos autónomos”, resaltan. 

Abad reconoce que este balón de oxígeno está comenzado a ser publicado por la práctica totalidad de las comunidades autónomas y supondrá “un alivio” económico para los proveedores, que arrastran una situación de “deudas perfectamente justificables” y continúan soportando el impacto de la falta de liquidez de sus clientes. Pese a ello, aseguran que esta aportación económica ha sido diseñada para recuperar la inversión realizada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través del ICO, que ha concedido préstamos con aval público.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"