pymes

Pymes y COVID-19, ¿hora de digitalizarse?

La obligatoriedad de permanecer en casa puede suponer una oportunidad para subirse a la ola de la digitalización

02 DE abril DE 2020. 06:16H Carmen Muñoz

5f18e7fe0ce77f9d5dba68d6155c5d6d.JPG

Con una pyme española en proceso de digitalización, el confinamiento generado a raíz de la pandemia ha caído como un jarro de agua fría sobre estos negocios, que se han visto abocados a echar el cierre de sus establecimientos. Al menos la tienda física, ya que no ha ocurrido lo mismo en el canal online. Según datos de la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO), las ventas a través de la red han experimentado un repunte del 12,5% en los primeros días de cuarentena.

En este escenario, y con el objetivo de explotar las escasas posibilidades con las que cuentan en el momento actual, las tiendas virtuales pueden convertirse en un balón de oxígeno. Una situación que, en las últimas semanas, ha dado lugar a la proliferación de iniciativas para potenciar las ventajas que ofrece este canal y que las pymes deben aprovechar como una oportunidad para terminar de completar el salto hacia lo tecnológico.

Una de ellas es PrestaShop. La compañía dedicada al diseño de tiendas online ha puesto en marcha un proyecto para ayudar a pymes y autónomos a lanzar un comercio en línea y generar tráfico. Con el lema '#restartfromhome', esta compañía ofrece servicios de orientación sobre las principales necesidades a cubrir en materia de marketing digital, marketplaces y sistemas de atención al cliente, así como ideas para mejorar de manera progresiva en todo el proceso de compra.

Con ella, buscan ayudar a los pequeños y medianos empresarios a potenciar y transformar su canal digital, aprovechando estas semanas donde lo digital se impone por encima de lo analógico. El objetivo es que "todas aquellas empresas obligadas a paralizar su actividad en los canales habituales minimicen el perjuicio económico y productivo".

"El comercio electrónico puede ayudarle a mantener los productos en stock y, tan pronto, como se restablezca la normalidad, pasar a ser un canal adicional para captar nuevos clientes y retener a los actuales", señala el country manager de la compañía en España, Jorge González. En este sentido, añade que, a pesar de que las compañías de menor dimensión han invertido en el ámbito digital en los últimos años, lo han hecho sin ser conscientes de que el entorno online fuera a desempeñar un papel relevante en sus canales de venta. "La coyuntura ha traído consigo un cambio en las compras electrónicas, circunstancia que deben aprovechar para invertir de forma adicional", comenta al respecto.

Así, en un momento en el que la tecnología se convierte en el mejor aliado del pequeño empresario para trasladar el escaparate físico al teléfono móvil o el ordenador, González también resalta la importancia de ser cautelosos y elegir un hosting adecuado que "asegure el correcto funcionamiento del e-commerce". Es por ello que la plataforma debe contar con servicios como actualizaciones, incluir un análisis proactivo de las amenazas o disponer de un firewall bien parametrizado. No tenerlos puede provocar ataques a la página web e, incluso, sufrir un hackeo de la misma.

Tecnología para ser competitivo

En línea con esta situación, la consultora de innovación Barrabés.Biz ha sido otra de las compañías que se han volcado con este colectivo. A través de la plataforma Attitude Academy el grupo ofrece contenidos, servicios y productos que se adaptan a la fase de digitalización en la que se encuentra cada pyme o autónomo.

Con el lema 'Porque digitalizarse ya no es una opción: ahora más que nunca, es una necesidad para seguir siendo competitivos', el usuario podrá encontrar en su página web asesoramiento de expertos, soluciones y formación online en diferentes áreas que se adaptan en función del grado de digitalización de cada organización.

Precisamente, esta firma ha sido una de las primeras en adherirse a Acelera Pyme, un programa impulsado por el Gobierno para ayudar a las compañías más pequeñas de este país en su proceso tecnológico. La idea parte del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital con el objetivo de "atenuar el impacto de la COVID-19 en su actividad". Este portal incluye propuestas de financiación, ayudas o asesoramiento para fomentar que esta parte del tejido empresarial pueda subirse al carro de la era tecnológica.

La reclusión en los hogares acabará y los emprendedores tienen que estar preparados ante los cambios que se produzcan, tanto en el modelo de negocio como en los hábitos de consumo.

NN IP: “Nuestro fondo de Clima y Medioambiente renta más del 16% este año”