pymes

Las restricciones por la pandemia y el aumento de costes, principales obstáculos de las pymes a nivel mundial

En España, el 73% tiene confianza en el éxito de su negocio, ocho puntos más que la media global.

23 DE junio DE 2022. 06:34H Pablo R. Robles

Informe pymes pandemia inflación perspectivas

Más de un tercio de las pymes en el mundo siguen sin operar con normalidad a causa de la pandemia, según el informe Small Business, Big Opportunity?, de Sage. Han sido más de 13.000 pymes de 11 países, entre los que se encuentra España, las que han participado en el estudio que ofrece información sobre las perspectivas futuras de este colectivo, sus problemas y las dificultades que han pasado durante los dos primeros años de la pandemia. 

Los pequeños y medianos negocios generan, a nivel global, 2.000 millones de empleos y generan 44 billones de dólares, lo que supone más de la mitad del PIB mundial. El informe pronostica que este colectivo generará casi 4 millones de empleos tan solo en los 11 países participantes en la encuesta (en España, son 235.000 empleos los que se espera que generen las pequeñas y medianas empresas).

Optimismo tras la pandemia, pero preocupación por la inflación

Al ser preguntados por cómo han respondido a la pandemia, el 59% asegura haber lidiado bien con ella y, en la actualidad, el 65% se muestra optimista con respecto a su negocio y el desempeño del mismo en los próximos doce meses (en España, este porcentaje sube al 73%).

Por otro lado, el aumento de los costes ya era la segunda preocupación para las pymes a finales de 2021 –la encuesta se realizó entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre del año pasado–, por lo que las respuestas no reflejan la actual coyuntura global inflacionista generada por la guerra en Ucrania. Además, la inflación es señalada por los respondientes como el principal reto de las pymes en 2022.

Los emprendedores que han participado apuntan a las restricciones relacionadas con la pandemia (34%) y al incremento de los costes laborales y la inflación (31%) como los principales factores que afectan negativamente a su negocio. La bajada de la demanda (23%), los problemas en la cadena de suministros (19%) y problemas de liquidez (19%) también son fenómenos que lastran las proyecciones de este colectivo. 

En cuanto al proceso de digitalización, que se ha acelerado por el auge del teletrabajo en 2020, más de la mitad de las pymes participantes aseguran que aumentarán su inversión en tecnología, mientras que menos de un 10% se plantea reducirlo. 

Las pymes de menor tamaño, las peores paradas tras la pandemia

Para analizar la respuesta de las empresas, el informe divide a las pymes en varias categorías. En primer lugar, los que han salido más fuertes y optimistas de la pandemia suponen el 27% del total. Este grupo se caracteriza por estar más masculinizado –ellos representan el 58%–, por estar conformado mayoritariamente por medianas empresas –de 50 a 249 empleados– y por haber recibido financiación pública –así lo aseguran el 31% de los mismos–. Así, estas empresas han optado por instalar mejoras tecnológicas, ahorrar costes y ampliar su catálogo de productos y servicios para hacer frente a la pandemia.

Las pequeñas y medianas empresas nacidas a partir de marzo de 2020 suponen el 14% del total y se han concentrado en servicios personales (fitness, bienestar…), en manufacturas e industrias creativas. Al comparar a estos negocios de reciente creación con sus equivalentes en 2019 se ve menos satisfacción con la plantilla (-5%), con su nivel de captación de talento (-7%) y con la productividad (-10%). Pese a la bajada de estos indicadores, el 71% ya cuenta con, al menos, un empleado. 

Un tercer segmento de pymes está formado por aquellas que han sufrido más y que miran el futuro con cautela. Estas suponen el 18% del total y se caracterizan por la juventud de los emprendedores –el41% tiene entre 18 y 34 años–, por haber recibido menos financiación pública y por concentrarse en sectores tecnológicos (11%) y servicios profesionales (11%).

Por último, el 9% de las pymes consultadas no consigue recuperarse y se plantea cerrar en el medio plazo por problemas financieros. Suelen ser las más pequeñas y estar en el sector de transportes y logística (11%) o servicios personales (11%). Son los más propensos (39%) a responder que no fueron capaces de operar con normalidad en 2021, además de ser los más afectados por el aumento de los costes (26%) y por la disminución de la demanda (27%). 

Noticia actualizada: 23-06-2022 08:34

Artículos relacionados

Panorama actual de las pymes en España
Las pymes españolas se quedan atrás en sostenibilidad
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"