tecnologia

Las 'start-ups' comienzan a anteponer ingresos sobre crecimiento

Tanto inversores como emprendedores manifiestan un alto nivel de preocupación por esta situación y una gran mayoría de ellos no confía en regresar a la normalidad al menos hasta 2021

21 DE mayo DE 2020. 16:10H Carmen Muñoz

8bb7638fb924e812b38a557a164e1faf.JPG

El coronavirus también sacude a los emprendedores tecnológicos. Con una visión algo más optimista de cara al futuro -dadas las particularidades de este tipo de empresas- la COVID-19 ha afectado a las start-ups españolas. Según un informe elaborado por la Fundación Innovación Bankinter, casi ocho de cada diez fundadores e inversores manifiestan una importante preocupación por la magnitud de la pandemia en todos los niveles. De hecho, casi el 60% no espera que la normalidad se instaure hasta 2021, una situación ante la que consideran primordial llevar a cabo un cambio en sus cuentas de resultados en las que primen los ingresos frente al crecimiento.

Las start-ups se caracterizan por un modelo de negocio basado en la escalabilidad, que radica en el crecimiento como fuente de éxito. Sin embargo, el virus ha provocado un cambio de mentalidad entre esta parte del tejido productivo. Tal y como se desprende del sondeo, realizado durante la segunda y tercera semana de abril, cuando el nubarrón económico derivado de la crisis sanitaria ya era más que evidente, más del 72% de los encuestados indican que, a partir de ahora, comenzarán a priorizar la facturación sobre la expansión de la compañía.

Si bien la investigación no específica los motivos de este cambio de criterio, se extrae que solamente un tercio de los entrevistados confían en mantener el nivel de facturación o crecer. A ello hay que añadir el miedo generalizado a una caída de las valoraciones de las empresas de entre el 20% y el 60%. Apenas un 17% prevé que esta se incremente.

En cuanto al mantenimiento de la plantilla, las respuestas están polarizadas, pues mientras la mitad ha reducido o tiene en mente disminuir su equipo humano, la otra mitad mantiene la expectativa de aumentarlo.

Otro de los aspectos más demoledores para las start-ups es que una cuarta parte de las que se encontraban en plena ronda de financiación no han podido llevarla a cabo y seis de cada diez han visto ralentizada la operación. Cabe recordar que, con del decreto del estado de alarma, el Gobierno realizó cambios en la ley relativa a los movimientos de capitales para limitar la Inversión Extranjera Directa (IED) procedente de fuera de la Unión Europea o de la Asociación Europea de Libre Comercio. Para ello, se ha establecido un límite máximo en la participación de las sociedades españolas del 10% sectores considerados “estratégicos” sin necesidad del visto bueno por parte del Ejecutivo. Aunque existe ambigüedad sobre si esta decisión ha venido para quedarse o será de carácter temporal, lo cierto es que no ha sido nada bien recibida entre el ecosistema emprendedor.

La inversión creció entre enero y marzo

El análisis Tendencias de inversión en España en el primer trimestre de 2020, elaborado también por la misma organización aprecia un aumento del 22% de la inversión de enero a marzo de este año en comparación con el mismo periodo de 2019, pese a la expansión del coronavirus. La nota negativa viene de la mano de la cantidad movida, que se reduce a la mitad. Es decir, más movimiento pero menos cuantía captada. 

En total, se produjeron 59 rondas de inversión con un volumen medio de 2,6 millones, entre las que destaca Flywire, dedicada a las soluciones de pagos y cobros internacionales, que consiguió movilizar más de 110 millones de euros. Si no se tiene en cuenta esta compañía valenciana, el sector más dinámico en este sentido fue turismo y viajes, precisamente el mercado más castigado por la situación actual. Asimismo, destaca la caída del interés por las start-ups en fase growth al tiempo que aumentó el interés de los inversores corporativos e industriales en este tipo de campañas de recaudación

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"