pymes

Las start-ups impulsan el desarrollo de nuevos modelos de negocio

Los emprendedores sénior cobran importancia en el ecosistema, gracias a su experiencia previa en sectores interesantes para el inversor

21 DE septiembre DE 2021. 08:30H Dirigentes

35f52e04850c0fd273246a1cad8985b1.jpg

Desde hace un tiempo, los nuevos modelos de negocio tienen un tinte indudablemente tecnológico y, para muchos, la llegada de la pandemia ha supuesto un impulso en dos direcciones. En un sentido, ha acelerado el proceso de digitalización con un avance de una media de cinco años en algunos sectores como la salud, la educación o el medio rural, al mismo tiempo que ha estimulado la creación de nuevas herramientas digitales y el uso de otras ya existentes, pero que hasta antes de la emergencia sanitaria no se sacaba su máximo provecho. Por otro lado, también se ha promovido su descentralización, de forma que ahora cada uno de ellos tiene que ser más independiente. 

En relación con el grado de madurez con el que cuentan en la actualidad, Efrén Miranda, presidente del Club del emprendimiento y Fernando Impuesto, director general de Enagás emprende, consideran que todavía se encuentra en una posición intermedia. Para el primero, “es necesario dar el salto a la creación de proyectos con alto nivel de desarrollo y facturación”, ya que, en su opinión, en España hay un gran número de emprendedores y proyectos, pero la mayoría de ellos son autoempleo o microempresas. El segundo, por su parte, añade la necesaria organización que todavía queda por hacer en venture capital, unido al desarrollo de la inversión de corporates en empresas emergentes, así como la conexión de las universidades con el mundo empresarial, mostrando el caso de Estados Unidos como el líder de este campo. 

Algo más positivo se muestra Félix López, director de Sek lab EdTech, para quien, en la actualidad, “nos encontramos en la primera división, ya que las start-ups de España compiten a nivel global en cuanto a financiación”. Y, como prueba de ello, pone de ejemplo las últimas rondas de financiación “con sonados casos de éxito”.

Los nuevos modelos de negocio también tienen un papel protagonista en el ecosistema emprendedor y el desarrollo de las empresas emergentes. Así, López explica que les permiten crecer más rápido y, además, el hecho de poder mostrar métricas de forma más fluida a los inversores, facilita y agiliza las transacciones. Por su parte, Miranda pone el foco en la consolidación del proyecto y propone centrarse en el propio diseño de modelo de negocio, por delante del producto o el servicio, consiguiendo así más “seguridad” y que las organizaciones sean “más duraderas en el tiempo”. 

En este sentido, para seguir impulsando estos nuevos modelos, el presidente del Club del emprendimiento también resalta dos elementos clave a tener en cuenta. Desde el punto de vista de la administración pública, solicita la eliminación de trámites burocráticos y que se facilite el acceso a la financiación, mientras que, por parte del emprendedor, anima a llevar a cabo una formación continua y a rodearse y apoyarse de personas de confianza que le ayuden a lanzar el proyecto.

Con una perspectiva de crecimiento del ecosistema positiva, Impuesto señala la tendencia imparable y exponencial: “La innovación abierta ha llegado para quedarse”. Y, además, un último apunte por parte de López, que considera que existe una nueva tendencia en la que cada vez más emprendedores sénior van a dar el paso. “La media ha subido de 32 a 42 años en los últimos cinco años, lo que aporta gente con una experiencia previa en los sectores de los que vienen dando mayor confianza al inversor y a las empresas que se dedican a invertir en el ecosistema”, matiza.

Las start-ups reclaman una normativa que impulse la maduración del sector

Las pymes en riesgo ante una futura sociedad sin efectivo

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"