pymes

“Los inversores estamos hartos de supuestas ‘buenas ideas’”

DIRIGENTES entrevista a Mariló Sánchez, presidenta de Campus360

14 DE diciembre DE 2020. 08:45H Mario Talavera

acd208bd2bca1aae1006ed19af2ac73a.jpg

Tomar la decisión de emprender un negocio ya es lo suficientemente difícil, pero más aún lo es formarse y prepararse para que funcione. Eso es lo que defiende Mariló Sánchez, presidenta de Campus360 y ligada al mundo del emprendimiento. Lo cuenta en esta entrevista con DIRIGENTES

¿Cuál es la lección más importante que ha aprendido en sus años de experiencia en el mundo del emprendimiento?

Tras más de 20 años como empresaria y emprendedora, y a pesar de tener tres carreras y cuatro Master, he aprendido que en España existe un gran vacío en la formación real y necesaria que un dueño de negocio necesita para tener éxito con su proyecto y para hacer crecer una empresa.

Tenemos Universidades y Escuelas de Negocios excelentes para formar a profesionales de distintos sectores y que adquieren conocimientos muy útiles en su actividad, pero no se les enseña a ser empresarios.

Además, aunque se adquieran las técnicas y herramientas adecuadas, la experiencia y el prueba-error siguen siendo las únicas vías para aprender del día a día de una empresa. Y eso es muy duro.

Es clave poder aprender de la experiencia y el prueba-error de otros para no dejarse la vida en el intento y reducir los periodos de aprendizaje.

¿Qué tienen en común las ideas exitosas?

Muchos proyectos empresariales nacen de grandes ideas y con una ilusión inmensa, pero eso no es suficiente. Se necesita tener una visión integral, completa del 360º de una empresa. No se puede dominar solo un área. El dueño de un negocio debe tener conocimientos de todas las áreas en las que se basa toda empresa. Una empresa no es un producto. Se requiere de herramientas de gestión empresarial y tener acceso a la experiencia de otros emprendedores que han aprendido del “prueba-error” en su trayectoria. Las ideas exitosas fructifican cuando son capaces de combinar pasión, la formación necesaria global para ser empresario, inteligencia emocional y, en la gran mayoría de los casos, paciencia para ver llegar los frutos de su esfuerzo a medio plazo.

¿Qué es más importante para emprender? ¿Tener una buena idea de negocio o tener una buena planificación para llevarla a cabo?

Pues las dos cosas son necesarias y sin la una no sobrevive la otra. En España, según datos del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), la tasa de emprendimiento está por debajo de la media europea y menos del 20% de los proyectos empresariales sobreviven tras dos años. La falta de formación y no poder realizar una planificación adecuada son los principales motivos.

Muchas veces, una mala idea se acaba convirtiendo en una idea viable y en un gran proyecto, con una planificación adecuada. Eso se puede hacer. Ni te imaginas la de veces que he transformado ideas imposibles de mis clientes. Si el emprendedor tiene “buena madera”, todo es posible. La idea por sí misma no es suficiente.

¿En qué se fijan los inversores a la hora de financiar una empresa?

Pues desde luego, ¡en la idea no! Y ese es el primer mito que hay que desbancar. Los inversores estamos hartos de supuestas “buenas ideas”. Una idea por sí misma no nos dice nada.

Aunque te extrañe, lo peor que le puede pasar a un emprendedor es ir a su banco y que le financie su idea. Si una empresa nace sin una estrategia, sin un plan comercial y de marketing, y sin tener claro cuál es su modelo de negocio y su público objetivo y sin tener un equipo sólido, ese dinero se acaba perdiendo. El 75% de los negocios en España no ha diseñado una estrategia, o un plan de negocio, antes de arrancar. Precisamente en eso es en lo que se fijan los inversores. En la fortaleza de una empresa, pero sobre todo si sus planes de futuro son reales y alcanzables. Ahí está el problema, ¡cómo vas a captar inversores si no sabes construir un plan y cómo se ejecuta!

Mariló Sánchez, presidenta de Campus 360

¿Cree que hay una burbuja del emprendimiento?

No es una burbuja, es un despertar. En los últimos años se ha multiplicado el número de personas que, por distintos motivos, se han embarcado en

convertir su sueño empresarial en una realidad. Es una oportunidad y afortunadamente, aunque queda mucho por hacer, ya se está empezando a ver en la sociedad.

Después de muchos años que los que han comprobado que su trabajo por cuenta ajena no les permite realizarse, mucha gente quiere ser el dueño de su vida y que nadie le vuelva a poner un ERE por delante de la noche a la mañana. Precisamente por eso hemos creado “El MBA del Empresario: 360MBA” . Un Máster con el que sales con una empresa funcionando y con esa visión 360º de un negocio, para que, el que comience en esto de emprender, tenga las armas necesarias y los conocimientos adecuados para funcionar y capear los temporales con las decisiones adecuadas, incluso les ayudamos con la financiación cuando han acabado su Master. Las burbujas surgen cuando se emprende sin saber y sin querer aprender.

¿Cuáles son las dudas más frecuentes de los emprendedores?

Son variadísimas y en muchos casos están relacionadas con la financiación. Por eso también es importante formarles sobre los verdaderos problemas a los que se van a enfrentar. Según se van formando, las dudas cambian e incrementan las relacionadas con cómo organizarse, hacer un plan de negocio acertado, identificar los clientes, subir las ventas, darse a conocer por su público objetivo. Aprender a emprender es como aprender un idioma, cuanto más aprendes más quieres aprender y descubres que no sabías muchas cosas.

Desde aquí recuerdo algo que digo muy a menudo y es que siempre hay dinero para un buen proyecto y un buen emprendedor. Pero ese dinero, esa financiación, es la consecuencia de tener otras cosas antes, no el punto de partida para tenerlas.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"