domingo, 18 agosto 2019
ZONA PREMIUM
PYMES

Lucera: "Ayudamos a nuestros clientes a entender su consumo eléctrico"

Hablamos con Emilio Bravo, CEO de Lucera, una comercializadora eléctrica que busca reducir el precio que pagamos por la luz y está concienciada con el uso de una energía limpia y renovable.

02 de agosto de 2019. 08:10h Pablo Fernández-Alonso Araluce
  • Lucera: "Ayudamos a nuestros clientes a entender su consumo eléctrico"

¿Qué ventajas ofrece una comercializadora de energía?

Las comercializadoras ofrecen cercanía al cliente y una mayor personalización del servicio a través de un mejor conocimiento del cliente y de su entorno. No obstante, nosotros no somos una comercializadora al uso, más bien nos definimos como un asesor energético personalizado que utiliza la tecnología para ayudar a los clientes a ser más eficientes y ahorrar en su factura. Utilizamos una avanzada plataforma digital para analizar consumos, contrastarlo con clusters de diferentes perfiles de hogares y otros datos para ayudar a que el cliente tome las mejores decisiones.

Por ese motivo desde el primer día únicamente ofrecemos energía renovable y a precio de coste para todos. Esa fue nuestra carta de presentación al mercado hace ya cuatro años, y además fuimos la primera compañía eléctrica en decir alto y claro lo que ganaba con cada cliente: una suscripción mensual de 3,90 euros.

A lo anterior se suma un equipo de profesionales expertos en energía, en atención al cliente y en análisis de datos. Sólo teniendo buena información se pueden tomar decisiones correctas y ahorrar.

¿Cómo conseguís rentabilizar la venta de luz a precio de coste?

Fuimos la primera compañía en decir claramente cuál es nuestro beneficio de forma transparente y ofrecer distintas tarifas económicas que se adaptan a las diferentes formas de consumo para conseguir una eficiencia real en los hogares.

Nuestros ingresos provienen de la cuota mensual de 3,90 euros al mes, y ese es nuestro único beneficio. Gracias a la cual podemos asesorar a nuestros clientes en lo que de verdad importa: reducir la factura de la luz y lograr ser más eficientes. Esto nos permite hacer todo lo posible para brindarles consejos para consumir solo la energía necesaria.

Esta pequeña cuota nos da para los gastos típicos de cualquier empresa pero también para desarrollar la parte tecnológica, sabiendo que llegaremos al punto de equilibrio cuando consigamos un volumen de clientes determinado.

Lo que nos diferencia frente al resto de compañías es nuestro planteamiento sencillo y honesto con el consumidor. Ayudamos a nuestros clientes a entender su consumo eléctrico, a ahorrar y a ser más eficientes y ellos lo agradecen, en la mayoría de los casos después de haber estado pagando de más y estar descontentos con otras eléctricas. La clave de nuestro éxito es tener clientes satisfechos porque reciben un buen servicio, realmente ahorran en su factura de la luz y son más eficientes energéticamente.

Hemos desarrollado herramientas tecnológicas como la calculadora de ahorro, en la que procesamos varios miles de millones de datos en tiempo real. Ya la han utilizado más de 100.000 usuarios procedentes de todas las compañías eléctricas, diciéndoles cuánto pueden ahorrar ajustando su contrato y cuál es el nivel de eficiencia energética de su hogar en comparación con otros similares. Para Lucera la mejor energía es la que no se consume.

Sabiendo que casi al 90% de las viviendas le conviene una tarifa con discriminación horaria, ¿conoces alguna compañía eléctrica que se la recomiende a sus clientes? 3 de cada 4 de nuestros clientes tienen esta tarifa, pagando una media de 60 € menos al año. Además, el cambio es un mero trámite administrativo, sólo lleva asociado un coste por parte de la distribuidora de 10,94 € (IVA incluido) que es igual para todas las comercializadoras. Con nosotros, el cliente puede cambiar de compañía eléctrica libremente y cuando quiera. Ya no hay que estar atado a la “compañía de toda la vida”, existen otras alternativas que se pueden ajustar mejor a los valores y necesidades de cada cliente.

¿Cuánto tiempo considera que falta para que el consumo de electricidad en los hogares proceda de fuentes renovables?

La eficiencia va profundamente ligada a la sostenibilidad. Utilizando energía de origen 100% renovable y en la búsqueda continua de la eficiencia, conseguiremos que se consuma menos energía y que repercuta de forma positiva en el medio ambiente. Según un estudio que hemos realizado, los hogares que consumen energía limpia (con un consumo medio de 3258 kWh), evitan la emisión de 1046 kg. de CO2, lo que equivale a plantar 336 encinas cada año.

Cuantos más usuarios ejerzamos nuestro poder de influencia demandando electricidad sostenible, más productores tendrán que proporcionar esa energía, lo que contribuirá a buscar un sistema productivo, rentable y sostenible. Este 2019 puede ser el año en que el buen propósito de lograr la eficiencia se convierta en una realidad para miles de usuarios que están ayudando a impulsar este cambio tan importante.

Estamos viviendo grandes cambios como la penetración de las renovables, la generación distribuida o la electrificación del transporte, que cuentan además con el respaldo de los nuevos cambios regulatorios que van en la misma dirección. Al mismo tiempo, vemos una evolución en el despliegue de sistemas inteligentes en hogares y empresas que permiten la optimización de los recursos energéticos y la gestión activa por parte de los consumidores.

Esta combinación de factores hace que estemos viviendo una auténtica revolución energética, donde el protagonismo y el poder pasa a manos del consumidor. Las compañías que quieren vender más productos y servicios sin haberse ganado previamente la confianza de sus clientes fracasará. Las demás, seguiremos acompañando a nuestros clientes y disfrutando con ellos de esta nueva revolución.

¿Están las renovables preparadas para un apagón nuclear?

El próximo Plan Nacional de Energía y Clima sentará las bases de la transición energética y el cumplimiento de los objetivos europeos propuestos para el 2030 (una reducción del 30% en emisiones de CO2 en el año respecto a 1990).

La ministra para la Transición Ecológica ha confirmado el cierre de las nucleares entre 2025 y 2035 y la desaparición de las centrales de carbón se hará de forma progresiva desde el 2020. En las próximas décadas, el sector eléctrico está obligado a incorporar energías limpias para conseguir la descarbonización de la economía en 2050 y es imprescindible apostar fuertemente por la eficiencia energética.

Desde el principio, nosotros hemos apostado por suministrar exclusivamente energía 100% renovable porque ya es posible generar electricidad con cero emisiones. Sin embargo, en la sociedad en general tenemos mucho trabajo por delante en cuanto a la protección del medio ambiente. Está en nuestras manos cambiar el modelo de energía actual por uno más sostenible y eficiente apostando por energía limpia y mejorando nuestros hábitos.

¿Qué opina de la regulación del sector? ¿Considera que hay sobrerregulación y duplicidades entre administraciones?

El sector energético ha evolucionado rápidamente en los últimos años y esto ha supuesto también cambios regulatorios que, debido a la velocidad y cambios de gobierno, no siempre se han desarrollado de la forma idónea.

Lamentablemente, la regulación del sector está formada por decenas de reales decretos y normas técnicas implementadas en diferentes normativas a nivel estatal, autonómico, provincial e, incluso, municipal.

Por todo esto, es necesaria una regulación alineada con directrices europeas que deje una reglas de juego claras, sencillas y transparentes para poder acometer la auténtica revolución que estamos viviendo en el sector energético.

¿En qué consiste la gamificación eléctrica?

La gamificación consiste en la utilización del juego como herramienta educativa para concienciar a las actuales y futuras generaciones sobre la eficiencia energética y la sostenibilidad del medioambiente en las ciudades inteligentes. Mediante este mecanismo se incentiva a la sociedad a crear o modificar herramientas para la utilización de energías 100% renovables. Está en nosotros decidir qué tipo de planeta y con qué recursos les dejamos a las próximas generaciones.

Por ejemplo, nosotros en nuestra factura siempre incluimos una comparativa del consumo de energía que estamos realizando versus lo que suelen consumir viviendas similares a la nuestra, para que el usuario compruebe cómo está siendo su consumo. También lo comparamos con otras viviendas de mismas características pero sostenibles. Fijándose en estas dos comparativas, al usuario le “pica el gusanillo” para realizar un consumo más eficiente, con el objetivo de igualar o incluso superar en eficiencia a la media.

¿Qué balance hacéis de estos cinco años de vida?

Creamos la empresa en septiembre de 2014. Empezamos 2016 con 230 clientes y llegamos a los 5.500 clientes, un crecimiento que no se había dado nunca en el sector. Cerramos el 2017 con 8.500 clientes y en 2018 alcanzamos los 14.000. A fecha de hoy ya hemos superado los 20.000 clientes con una facturación de unos 12 millones anuales.

Suministrar únicamente energía renovable a más de 20.000 hogares y ayudarles a ser más eficientes, solo puede ser una buena noticia para todos. El balance es, sin duda, muy positivo, y el futuro prometedor.

¿Qué crecimiento esperáis tener para los próximos años?

Viendo los grandes resultados que hemos ido obteniendo, este año esperamos superar los 30.000 clientes de luz y otros 4.000 de gas. Hace un año crecíamos a un ritmo de cerca de 500 clientes nuevos cada mes y ahora hemos multiplicado por cuatro las altas y estamos llegando a 2.000 nuevos clientes por mes. El 98% de los clientes que tenemos ahora son domésticos y el resto lo forman negocios y pymes. En tres años esperamos tener más de 300.000 clientes.