pymes

Mariya Gabriel reivindica el papel de Europa como líder de la innovación

La Comisaria europea de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud aborda los retos existentes para que las 'start-ups' se conviertan en el motor del éxito

10 DE septiembre DE 2021. 08:30H Isabel Garrido

8a2771d266bef064f6a18aaa94d9c5d8.jpg

La Comisaria europea de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, Mariya Gabriel, ofreció ayer una rueda de prensa durante la cuarta jornada del evento de emprendimiento Startup OLÉ, que se está celebrado esta semana en Salamanca. “Nos estamos jugando que Europa siga siendo la líder de la nueva fase de la innovación”. Con esta idea, durante la conferencia que ofreció, destacó que en este nuevo periodo en el que estamos inmersos, unido a una etapa de recuperación de la crisis de la COVID-19, este elemento juega un papel fundamental como motor del éxito en el que las start-ups tecnológicas serán las encargadas de impulsarlo.

A la hora de lanzarse al emprendimiento, la Comisaria también comentó que, en algunos lugares, los errores son entendidos como un “fracaso rotundo”, mientras que, en otras culturas o países, los fallos representan “oportunidades”. Por esto, durante su intervención, insistió en potenciar el segundo planteamiento para que tanto los jóvenes como las start-ups “no duden y sigan insistiendo aun cuando se caen” y explicó que la Comisión Europea tiene el objetivo de desarrollar una nueva política de innovación que abordará retos concretos, tratando de transformar las vulnerabilidades en oportunidades.

Así, el primero de ellos está basado en el fomento de la cohesión de la innovación entre todos los estados miembros, para lo que propuso crear un ecosistema paneuropeo “que aumente la escala de las empresas y aproveche las buenas prácticas”, acabando de esta forma también con la brecha existente. En segundo lugar, también subrayó su deseo de aumentar la diversidad. “Necesitamos más mujeres que creen y dirijan start-ups para completar ese triángulo del conocimiento que conecte la innovación con la educación y la investigación”, una idea que para la Comisaria también supone “un gran reto”.

Siguiendo esta línea, el último desafío que Gabriel mencionó es que “Europa tiene que transformar las palabras en acciones”, para lo que tiene que continuar “liderando con el ejemplo”. Y, para conseguirlo, dio a conocer dos instrumentos: el Consejo de Innovación Europeo y el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología. Con un presupuesto de 10.000 millones de euros, la primera entidad centra su objetivo en la financiación de start-ups y pymes, gracias a la cual, “por primera vez en nuestra historia, en Europa estamos invirtiendo en empresas y no solamente en proyectos”, señaló. 

Por su parte, el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología cuenta también con un enfoque descentralizado del ecosistema, permitiendo que todos los participantes trabajen de forma conjunta. Asimismo, ambas instituciones colaborarán de manera paralela compartiendo sinergias. 

Por último, la Comisaria explicó que, además de seguir trabajando con este enfoque, un factor “primordial” que debe confirmarse es que, desde el principio, el espacio de innovación europeo debe trabajar en sinergia con el de educación y el de investigación. “Tenemos start-ups extraordinarias y tenemos mucho talento, esa es nuestra riqueza. El objetivo común que tenemos todos es que Europa sea la central de la innovación”, matizó.

Los programas de aceleración, otra vía de impulso para las start-ups

Startup OLÉ 2021 da el pistoletazo de salida a su edición más internacional

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"