pymes

Casi medio millón de autónomos reciben el cese de actividad

Algunas organizaciones tachan de “espejismo” la recuperación del trabajo autónomo

08 DE abril DE 2021. 07:30H Carmen Muñoz

c61174f2451dc9e839196bbcccef5e09.JPG

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) registra a cierre de marzo más de 3,27 millones de afiliados medios, tras sumar 15.245 emprendedores más en el último mes. Si bien el ritmo de nuevas altas ha cogido velocidad mes a mes después de tocar techo el pasado abril de 2020, cuando más de 41.250 se dieron de baja, desde algunas de las asociaciones más representativas de este gremio recuerdan que casi medio millón de autónomos reciben prestación por cese de actividad y, por tanto, están dados de alta en la Seguridad Social. 

Para hacerse una idea de la evolución, UPTA ha hecho una comparativa los años 2018 y 2019 -los últimos pre-COVID- en los que se contabilizaron 25.173 y 20.623 altas durante ese mes, lo que evidencia la “situación por la que atraviesa el colectivo en estos momentos” y precisan que la recuperación del trabajo autónomo más bien es un “espejismo”. “La crisis económica provocada por la COVID-19 en el trabajo por cuenta propia se sostiene exclusivamente gracias a las ayudas que han recibido los 470.000 autónomos”, puntualizan.

A este respecto, desde ATA han valorado de manera positiva el dato del tercer mes del año y han asegurado que la reactivación de la economía dependerá de la velocidad a la que se inmunice a la población. “Hay que apretar en la vacunación. Seguimos teniendo 1,2 millones de ciudadanos que están o bien en un ERTE o cobrando la prestación por cese de actividad establecida para los autónomos. Muchos volverán a su puesto de trabajo o reanudarán su actividad, pero a otros muchos les será imposible poder hacerlo”, subraya el presidente de la citada organización, Lorenzo Amor, quien también ve necesario prorrogar tanto esta línea como los ERTE hasta el 31 de diciembre. En el momento actual están vigentes hasta el 31 de mayo.

Los sectores de la hostelería y el pequeño comercio, los “más importantes del trabajo autónomo” han registrado una tendencia positiva con 1.886 activos y 2.219 nuevos negocios, respectivamente, influidos por las expectativas de la Semana Santa y la campaña de vacunación. Sin embargo, el repunte más significativo se ha dado en construcción (+2.538) y las actividades científicas y profesionales (+2.190). Prácticamente todo el territorio español se ha teñido de verde en lo que a nuevas altas en el RETA se refiere, con Cataluña, Andalucía y Madrid a la cabeza.

Pese a ello, desde UPTA han advertido de que “si no queremos asistir a un desplome sin precedentes de actividades en los próximos meses” es necesario incluir a todos los sectores en la Línea COVID, ante lo que pide aumentar el listado de actividades que pueden acogerse a él. “Ningún autónomo en estas circunstancias puede quedar al margen de esta ayuda vital para su supervivencia. Sería una autentica temeridad abandonar a su suerte a miles de trabajadores por cuenta propia”, comenta su presidente, Eduardo Abad. 

ODDO BHF: "La inversión en megatendencias minimiza las fluctuaciones diarias del mercado"