pymes

Responsabilidad Social en tiempos de crisis

La pandemia provocada por la expansión del COVID-19 ha puesto en jaque las previsiones de todas las empresas de nuestro país, que han sufrido el embate de la crisis a través de un alud de cierre de establecimientos, así como por la suspensión temporal de muchos de sus trabajadores.

29 DE septiembre DE 2020. 10:00H Dirigentes

0af20f8186a4cd79d2e4378f15667dd8.JPG

En medio de esta emergencia sanitaria y social, empresas como ALD Automotive han sabido adaptarse a esta recesión global y han reforzado sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) volcándose en implementar políticas solidarias y comprometidas acordes a la situación actual.

No hay que olvidar que la Responsabilidad Social Corporativa nace cuando la empresa comprende que es un ciudadano más de la sociedad, y, por ende, tiene que velar por ella, al igual que cualquier otro integrante de la misma. Por ello, la finalidad de las empresas en este sentido se basa en conjugar la búsqueda de beneficios económicos junto a que sus acciones sean sostenibles con respecto a todos los agentes con los que coopera, ya sean internos o externos.

Esta forma de actuar es una de las prioridades para la compañía de renting y gestión de flotas del grupo internacional Société Genérale, que respalda su política de grupo sobre dos ejes que son la seguridad de las personas y el respeto por el medio ambiente, lo que le ha llevado a constituir un Comité de RSC que lleva varios años exclusivamente dedicado a esta materia; logrando con ello, este año, la certificación ECOVADIS PLATINUM por su gestión en este área.

Una de las disciplinas en las que ALD Automotive sustenta su actividad es en la movilidad sostenible y eficiente, a través de políticas de reducción de CO2 y de consumos de carburantes, así como de concienciación de los conductores en estas materias. Gracias a esta iniciativa medioambiental, se han alcanzado cifras cada vez más significativas, dado que más del 22% de los vehículos de su flota, matriculados en 2020, son propulsados por energías alternativas y más eficientes.

Este compromiso ecológico se ha visto reforzado mediante diversas iniciativas que contribuyen a la consolidación de este cambio de tendencia en la movilidad, como la creación, junto a Nissan, de la Mesa de la Movilidad Inteligente como Servicio, así como mediante la política ambiental que se ha llevado a cabo con empleados, proveedores y clientes, para la consecución de la ISO 14001 de Gestión Ambiental, con objetivos como la disminución efectiva del consumo de electricidad a finales de 2021, la reducción de la huella de carbono en un 10%, o la mejora de la gestión de residuos y el desempeño ambiental de los talleres concertados.

Otras acciones a destacar que han puesto el foco en la seguridad vial, la movilidad sostenible y el compromiso ambiental, son las alianzas estratégicas que se han establecido con asociaciones empresariales como AEDIVE para impulsar el vehículo eléctrico, la celebración del Ecomotion Tour para reducir el consumo de combustible a través de una conducción eficiente y responsable, o las políticas de igualdad a nivel interno que se han impulsado para fomentar la movilidad interna entre los empleados o su adhesión a la Carta Europea de la Seguridad Vial, que le ha valido la segunda renovación de la ISO 39001 de sistemas de gestión de la Seguridad Vial.

Por otro lado, durante los meses de pandemia, la empresa de renting ha llevado a cabo un afianzamiento de las acciones de RSC, lo que le ha servido para obtener un reconocimiento oficial en forma del Sello Garantía Madrid. De esta forma, puso en marcha la creación del Sello “Taller seguro frente al COVID-19”, con el objetivo de generar entornos de trabajo seguros para clientes y empleados, y adaptó sus oficinas a la era postcoronavirus, mediante la instalación del equipamiento necesario para garantizar la seguridad de todo el personal durante su jornada laboral.

Asimismo, su compromiso con la sociedad se ha visto reflejado en diferentes acciones filantrópicas que han llevado a cabo para intentar minimizar los estragos de esta crisis, como, por ejemplo, la cesión de más de 500 vehículos a hospitales, organizaciones de profesionales sanitarios y ONGs; así como el acuerdo que alcanzó con Gategroup, repartiendo 100.000 menús entre familias de colectivos vulnerables, distribuidos por Cáritas Diocesanas de Madrid en vehículos cedidos por la compañía.

La implementación de sistemas de gestión responsable, la movilidad sostenible, el desarrollo de soluciones de seguridad vial y el diálogo con instituciones y el impacto en la comunidad, son algunos de los grandes pilares de RSC sobre los que se cimientan los principios de ALD Automotive, que, en esta nueva era, se ha adaptado a las circunstancias y ha reforzado los servicios que promueven la transición energética, así como los que se encargan de impulsar el diálogo social con instituciones.

Cuatroochenta: "BME Growth será una vía más de financiación para la compañía"