pymes

¿Su pyme corre como una gacela?

Compañías con un crecimiento vertiginoso, tan rápido que es imposible seguirles el ritmo. La cantidad de compañías que corren como una gacela es ínfima, pero hacen mucho ruido al pasar. Presumen de una gran rentabilidad y de crear empleo en un periodo muy corto de tiempo

02 DE junio DE 2020. 16:49H Carmen Muñoz

6b93eb25c91296bcc82d5b92f0f1d346.JPG

Muchas son las empresas que inician la carrera y muy pocas las que llegan a generar un proyecto escalable y con un futuro sostenible en el tiempo. El ritmo de crecimiento de las compañías gacela es tan veloz que apenas se ven, pero existen y se extienden por toda la geografía nacional. En España, la cifra media de organizaciones consideradas como tal alcanza las 4.000, el 5% del total (excluyendo microempresas), según un informe elaborado por la Fundación Cotec.

Se entiende por gacela o compañía de alto crecimiento aquellas que son capaces de duplicar su tamaño en un corto periodo de tiempo, concretamente cuatro años, o aumentar su facturación más de un 75% acumulado durante tres años consecutivos. Pero hay una letra pequeña, ya que se establece un requisito de tamaño inicial de diez empleados. Esta condición deja al 95% de la población fuera del análisis. No obstante, se hace así para “evitar un efecto perverso de la relación entre crecimiento y cifra inicial de una variable. A modo de ejemplo, una compañía que pasa de dos a cuatro trabajadores, duplica su tamaño. Esto indica un porcentaje de crecimiento relativo elevado, pero no así en términos absolutos. De hecho, el informe pone de manifiesto que la gran mayoría empiezan a repuntar cuando aún tienen menos de 24 empleados. 

El concepto de compañía gacela excluye a las empresas con menos de diez empleados

La definición establecida por la OCDE y Eurostat contempla, además del citado mínimo de trabajadores al inicio de un periodo, una progresión superior al 20% durante tres años, ya sea en ingresos o en número de empleados. Por este motivo, el estudio ha analizado una muestra de 12.338 compañías en tres trienios diferentes: 2012-2015; 2013-2016; 2014-2017, que coinciden con los peores momentos de la recesión y el comienzo de la recuperación económica española. De ahí que su evolución haya sido creciente, en línea con la tónica del ciclo económico. Sin embargo, al analizar los cinco años de manera conjunta, el número asciende a 9.366. “Las empresas gacela se cuentan por miles, no como en el caso de los unicornios, que apenas existen unos pocos en nuestro país“, señalan. La media de antigüedad de este tipo de compañías es de 14,6 años.

"Estas empresas no dejan de ser un porcentaje escaso de la población empresarial, aunque es generadora de una amplia proporción de nuevos puestos de trabajo". En los ejercicios analizados, estas crearon una media de 67 empleos nuevos por trienio de actividad, lo que suma en total más de 275.000 trabajos. En términos porcentuales, esto se traduce en que, a pesar de representar una minúscula parte del tejido empresarial español, canalizaron dos de cada tres empleos producidos por las de ese tamaño en el ámbito privado. También son destacables los ingresos por ventas. A las gacela se les atribuye el 53% del crecimiento de los ingresos totales, lo que supone un tercio del creado por aquellas que cuentan con una plantilla superior a las diez personas. "El crecimiento de estas organizaciones no es solo en el número de trabajadores, sino también en su actividad y en la generación de riqueza". 

Una de sus características es que generan una gran cantidad de puestos de trabajo, según el informe

La investigación pone de relieve que aquellas caracterizadas como gacela inician su periodo de desarrollo con una mayor rentabilidad que el resto, tanto en términos económicos (3,15% frente a 1,69%), como financieros (13,3% frente a 5,67%). Lo mismo ocurre con el nivel de endeudamiento. Solo que, en ese caso, se encuentra justificado por una mayor necesidad de capital con la que poder financiar su crecimiento. A este respecto, cabe destacar el extensivo uso que hacen del capital riesgo (el cuádruple que la población empresarial en general). Es más, las que emplean esta manera de financiarse, crecen el doble que el resto.

Aunque este tipo de organizaciones suelen asociarse a sectores tecnológicos o emergentes, lo cierto es que su ámbito de actuación es variado. El punto diferencial radica en su carácter innovador, “que no tiene por qué ser únicamente tecnológico”. De las más de 9.300 gacelas identificadas entre 2012 y 2017, se aprecia un gran porcentaje proveniente de comercio, construcción e ingeniería civil, servicios profesionales, así como alojamiento y hostelería.

El lado negativo viene de que están consideradas ‘estrellas de un solo éxito’. Se les acusa de experimentar un avance fulminante que no es duradero en el tiempo, condición que se cumple en el 73% de los casos analizados. En concreto, una cuarta parte mantuvo la velocidad durante cuatro años y apenas un 5% lo hizo durante todo el tiempo analizado. Desde Cotec argumentan que estas cifras reflejan “un crecimiento intenso y sostenido en el tiempo”. A las gacelas también les puede dar flato.

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”