pymes

Tendencias para emprender este 2021

La pandemia ha abierto nuevas posibilidades para montar un negocio, algunas de ellas poco explotadas hasta la fecha

16 DE abril DE 2021. 08:25H Carmen Muñoz

61be55368eb28e9186bd39cb337d8fa9.jpg

“El que quiere subir inventa una escalera”, dice un proverbio japonés. Siete palabras que recogen la esencia de un verdadero emprendedor: explorar caminos hasta la fecha desconocidos/crear nuevos sistemas o procesos. Si en la vida pre-COVID la sociedad estaba cambiando a un ritmo vertiginoso, la crisis sanitaria ha servido de acelerante de esta transformación. Mascarillas, gel hidroalcohólico y distancia de seguridad al margen, para muchas personas hacer una compra online o teletrabajar era algo impensable hasta hace un año. En este periodo de tiempo, en el que el mundo se paralizó durante unos meses y parece que está costando arrancar, también hay oportunidades. Solo hay que ser capaces de detectarlas. 

Con motivo del Día Mundial del Emprendimiento, desde Dirigentes hemos recopilado algunas de los sectores que más tirón tendrá este 2021. Un documento publicado por la escuela de negocios IEBS recopila algunos nichos de mercado con gran potencial. 

Ocio y consumo en el hogar

Primero porque estaba prohibido salir de casa, salvo por acciones justificadas o para adquirir bienes esenciales, y luego por las restricciones, los hogares son mucho más que eso. Ahora también son oficina, restaurante, gimnasio o biblioteca. Esto ha repercutido en un aumento de la demanda de productos o servicios que nos faciliten y ayuden a acomodar los espacios, según la tarea que se vaya a realizar. 

El hecho de pasar más tiempo entre cuatro paredes también ha redundado en un aumento de los pedidos a domicilio. Según datos de Kantar, el delivery y el takeaway han registrado avances del 85% y del 60%, respectivamente, durante la segunda mitad de 2020, convirtiéndose en una tabla de salvación para el sector de la restauración. Si bien es cierto que ha crecido de manera considerable, en países como España todavía hay margen. 

La “era dorada” del comercio electrónico

Según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la compra online marcó un nuevo “récord histórico” de transacciones. En concreto, entre julio y septiembre de 2020 se efectuaron más de 258 millones de operaciones, que se tradujeron en 12.800 millones de facturación, un 2,5% más con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Cabe destacar que se partía de un segundo trimestre bastante flojo, por el confinamiento domiciliario, que afectó principalmente a ramas como el turismo, otros como los supermercados o los electrodomésticos llegaron a doblar sus ingresos. Esto da pistas sobre el comportamiento del consumidor en la nueva normalidad. 

A este respecto, desde IEBS destacan estar atentos a la especialización y a la personalización del servicio al cliente como valor añadido a la hora de competir con grandes plataformas del calibre de Amazon, Aliexpress o eBay. 

Telemedicina

Con los hospitales y centros de atención primaria saturados o al límite de su capacidad, los profesionales sanitarios encontraron en las herramientas digitales como las llamadas telefónicas, el correo electrónico o las videollamadas una solución que les permitía hacer seguimiento de los pacientes sin necesidad de exponerles al virus. La también conocida como e-health o salud digital ha abierto la puerta a una nueva modalidad, que ha revolucionado el sector, sobre todo, en áreas como la atención primaria, dermatología o traumatología. Algunos expertos ya apuntan a que la inversión en este tipo de canales se incrementará, llegando a canalizar el 12% de la inversión del gasto sanitario en los próximos cinco años.

Formación online

La pandemia ha demostrado que la educación a distancia es posible. Con independencia de las ventajas o desventajas que cada persona, a título individual, percibe de la enseñanza en remoto, lo cierto es que sin ella no hubiera sido posible continuar con el curso académico el año pasado. Aunque en los niveles básicos la ‘vuelta al cole’ ha sido de manera presencial, es en el ámbito superior donde el nicho de mercado tiene mayor recorrido por delante. 

Antes de la llegada del coronavirus, la consultora Research and Markets estimaba que la educación en línea podría alcanzar los 350.000 millones de dólares (alrededor de 292.000 millones de euros) en 2025. Incluyendo el ‘efecto pandemia’, la cifra podría superar los 500.000 millones de dólares (más de 417.000 millones de euros). 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"