pymes

Tendencias para emprender en 2021

La innovación abierta y la apuesta por la marca país serán algunos de los factores clave para tener éxito en el lanzamiento de nuevos proyectos, según South Summit

15 DE enero DE 2021. 08:05H Carmen Muñoz

7adbf262ac43f4935b9accb7d17bfda8.jpg

Entre otros muchos aspectos, 2020 será recordado como el año que rompió con algunos de los patrones establecidos para dar paso a nuevos procesos y acelerar las innovaciones existentes. Ahora en 2021 toca aplicar lo aprendido y seguir la pista a las demandas de un mundo en pandemia e, incluso, adelantarse a las tendencias pos-COVID. “El ecosistema emprendedor tiene que anticiparse y saber adaptarse a las necesidades del mercado más que nunca”, subrayan desde la plataforma global de innovación South Summit. 

Con claros ganadores y perdedores en esta batalla, la peor parte se la han llevado las start-ups del sector turístico, viajes y eventos. Sin embargo, esto no ha impedido que la propagación del coronavirus a nivel global haya traído consigo la ocasión para lanzarse a la aventura del emprendimiento. Cuando el mundo entero se paralizó en la calle, muchos decidieron arriesgar con la búsqueda de oportunidades en start-ups a través del ordenador. Prueba de ello es que en 2020 se registró la segunda mejor cifra de la historia en España en términos de inversión, hasta los 1.101 millones. Hay que remontarse a 2018 para encontrar una cifra similar, con 1.227 millones de euros. Pese a ello, este país todavía está lejos de alcanzar las cifras que se mueven en países como Reino Unido. 

Frente a esta situación, desde South Summit aconsejan escuchar al mercado y trabajar para hacer realidad sus exigencias a través de nuevas formas de negocio, pero sin perder de vista asignaturas pendientes como incrementar la presencia femenina en el ecosistema e invertir más en educación en el ámbito del emprendimiento. 

DIGITALIZACIÓN

A lo largo del último año los españoles han incorporado de manera habitual a su vocabulario palabras como resiliencia, confinamiento y teletrabajo. Además de eso, ahora también son más digitales. Esto abre todo un elenco de posibilidades tanto para los que quieren llevar a cabo un nuevo proyecto como reciclar el existente y expulsa de manera automática a todos aquellos que no hagan un esfuerzo por sumarse a esta ola. 

INNOVACIÓN ABIERTA

Los expertos lo definen como una estrategia de negocio basada en la colaboración entre corporaciones y compañías emergentes en la que ambos actores salen ganando. Es decir, se trata de una manera de mantener viva la innovación de grandes empresas y dotarlas de la agilidad necesaria para adaptarse a los cambios rápidamente. Así, consideran que este factor se convertirá en un elemento fundamental este 2021. 

MARCO LEGAL

A la espera de la tan ansiada Ley de start-ups, que podría ver la luz en breve, los agentes del ecosistema emprendedor reclaman una mayor regulación a nivel sectorial que garantice la creación de nuevos proyectos y su continuidad. De hecho, así lo recoge el Mapa del Emprendimiento 2020, en el que un 67% de los encuestados manifiestan echar en falta una regulación fiscal más precisa. 

EMPRENDIMIENTO RURAL 

La consolidación del trabajo en remoto dibuja un nuevo horizonte para la reactivación de la vida y la economía en las zonas rurales, que podría traducirse en nuevas oportunidades de negocio para la España vacía. Estas regiones ofrecen mayor calidad de vida a un coste mucho menor que en las grandes urbes, factor que puede servir para fomentar el emprendimiento rural, siempre y cuando se consigan eliminar barreras como la brecha digital.  

SALUD DIGITAL

Como no podría ser de otra manera, el sector que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos meses ha sido el e-health, también conocido como salud digital. En concreto, la inversión en este mercado ha experimentado un repunte del 78% en los últimos meses y se prevé que siga despertando interés. Aunque también hay otros como el de la seguridad, la inteligencia artificial o el comercio electrónico que han tenido un gran despertar y a los que no hay que perder de vista. 

APUESTA POR EL PAÍS

“En Silicon Valley y otros ecosistemas reconocidos no hay más talento que en España, lo que falta es creérnoslo”, apuntan desde South Summit y aseguran que para convertir a este país en una nación emprendedora es necesaria la implicación de toda la sociedad. Pero para conseguirlo primero hay que trabajar en afianzar el mercado, desarrollar políticas que inviten a emprender, facilitar el acceso a la financiación, así como la creación de más aceleradoras que den impulso a la cultura emprendedora y al capital humano. A este respecto, señalan que España es el único país de Europa que cuenta con dos ciudades como grandes hubs de innovación (Madrid y Barcelona). 

CONEXIÓN E INTERNACIONALIZACIÓN

Nada de lo anterior sirve si no se establecen conexiones nacionales e internacionales entre los actores más relevantes del ecosistema. Se trata de un elemento “clave” que permitirá intercambiar conocimiento, compartir experiencias, aprender de los expertos e, incluso, encontrar financiación o hacer crecer un negocio dándole visibilidad en otros mercados. 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"