pymes

UPTA tacha de "cajón de sastre" la tarifa plana para autónomos

Tan solo el 13% de los emprendedores acogidos a esta modalidad sobrevivirá pasados los dos años, según estiman desde la asociación

07 DE julio DE 2021. 08:15H Carmen Muñoz

44a4cb03cff349325ad6f96cba0794c0.jpg

490.791. Esa es la cantidad exacta de autónomos en España beneficiados por la tarifa plana a 31 de mayo de 2021 (la última fecha disponible). La cifra supone el 15% del total de emprendedores que cotizan en este país y, por tanto, inició su actividad por cuenta propia hace menos de dos años. Detrás de esta medida impulsada hace varios años, hay voces críticas como la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), desde la que aseguran que esta situación “esconde un cajón de sastre”. 

La declaración se basa en el hecho de que “gran parte de ellos” desempeñan su actividad en sectores “muy masificados”, como la hostelería y el comercio, que concentran más del 45% de los beneficiarios de dicha ayuda. En este sentido, cabe destacar que el inicio de la temporada de verano, con menores restricciones que el año pasado, ha dado lugar a que cinco de cada diez altas en la Seguridad Social en los últimos dos meses se hayan producido en dichas áreas. 

Así, Andalucía contabiliza el grueso, con 96.246 autónomos con tarifa plana, seguida de Cataluña (83.866), Madrid (72.793), Comunidad Valenciana (58.137), Islas Canarias (25.064) y Galicia (24.397). En la banda contraria se sitúan La Rioja (2.468), Melilla (830) y Ceuta (499). 

De cumplirse los cálculos realizados por UPTA, tan solo el 13% del casi medio millón citado anteriormente logrará continuar pasados los 24 meses. “La falsa creencia de que este sistema de fomento del trabajo autónomo es el correcto nos ha llevado a un gasto desmesurado de la Seguridad Social, sin que exista una correspondencia con la implantación de actividades económicas estables. Solo ha servido para maquillar la realidad del mercado de trabajo por cuenta propia”, remarcan. En conjunto, en España se destinan más de 1.200 millones de euros a esta ayuda, cuyo grueso procede de la Seguridad Social, mientras que el resto se complementa con las partidas complementarias de algunas comunidades autónomas. 


Devolver la "justicia contributiva”

“No estamos en contra de que se desarrollen medidas que ayuden a rebajar los costes que soportan los emprendedores en el inicio de su carrera (…). Pero la tarifa plana debería estar perfectamente justificada, y cada beneficiario tendría que solicitarla en base a un proyecto de negocio sólido y fundamentado, como ocurre con los emprendedores extracomunitarios cuando quieren acceder al permiso de trabajo por cuenta propia”, argumenta el presidente de UPTA, Eduardo Abad.

En estas circunstancias, el dirigente defiende un sistema de cotización por ingresos reales, que permita corregir “esta nefasta política de incentivos al autoempleo”. A su juicio, esta “jamás debió haber sido sufragada con presupuestos de la Seguridad Social”, sino que debería haber formado parte de las políticas activas de empleo desarrolladas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). 

Para Abad, resulta “incomprensible” que el 20% de los autónomos con tarifa plana no hagan frente al pago completo de la base de cotización mínima a pesar de declarar unos rendimientos del trabajo por encima de los 12.000 euros anuales o que el 17% contabilicen ingresos de entre 15.000 y los 45.000 euros. 

“Desde UPTA planteamos un sistema de cotización al RETA que devuelva la justicia contributiva. Pedimos que se tomen decisiones valientes y con altura de miras, y que se retomen cuanto antes las conversaciones que terminen de desarrollar el nuevo sistema de cotización, en el que sin duda una de las líneas de trabajo deberá ser la modificación de las condiciones de acceso a esta ayuda”, reivindican. 


La innovación como asignatura pendiente de las empresas españolas

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"