inversion

¿Qué activos deben mirar los inversores conservadores?

La renta variable conservadora parece mejor opción que la renta fija para los inversores conservadores.

14 DE enero DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

ed62ba58df88acc4c5fded1112b21ab3.jpg

Los inversores conservadores suelen estar más expuestos a la renta fija, que en 2019 tuvo un gran comportamiento y consiguió superar las expectativas. Fue un gran año tanto para los que decidieron tomar riesgo de crédito como para los que lo tomaron en duración. Todas las áreas geográficas se vieron favorecidas por esta tendencia, anotándose fuertes avances los países desarrollados y los países emergentes. Son pocos los países que no lograron rentabilidades positivas.

Frente a este escenario tan optimista, los activos de corto plazo lograron cerrar el año con avances, con la excepción de los fondos europeos estrictamente monetarios. Cabe recordar que ya desde principios de año el tipo de intervención del Banco Central Europeo se encontraba en el -0,40%, y desde la última rebaja del mes de septiembre se sitúa en el -0,50%.

Con este escenario, y teniendo en cuenta todo lo anterior, “parece tarea difícil poder construir una cartera de renta fija conservadora con retorno positivo”, señala Juan Ramón Casanovas, Head of Private Portfolio Management, Bank Degroof Petercam Spain. Los activos de corto plazo se vieron recompensados por la contracción de diferenciales y por la rebaja en todos los tramos de la curva de tipos de interés, pero para el 2020 ya no queda prácticamente margen de mejora. “El tipo de interés al que se contratan hoy estos activos arroja rentabilidad cero o incluso negativa, por lo que la única esperanza de obtener un retorno mejor es que los tipos ahondasen en terreno negativo o que los diferenciales de crédito mejorasen aún más”, señala.

Parece que esta situación se mantendrá en el tiempo estrechando el círculo de posibilidades para estos inversores. “En este sentido, nuestra recomendación para los inversores más conservadores es que no tomen riesgo en renta fija, evitando invertir en fondos de alta rentabilidad y en fondos con largas duraciones, y que busquen un activo que, en la medida de lo posible, preserve su capital, y asignen su presupuesto de riesgo a activos de renta variable conservadores, en la proporción que su perfil inversor o su aversión al riesgo les permita”, explica Casanovas.

“En el segmento de renta fija únicamente recomendaríamos fondos de corta duración flexibles, es decir que puedan invertir tanto en bonos soberanos como en corporativos, de países desarrollados o emergentes. Para la renta variable buscaríamos fondos conservadores, entre ellos destacan los que invierten en acciones de alta rentabilidad por dividendo, fondos de renta variable “value” e incluso fondos con un enfoque ISR (inversión socialmente responsable)”, matiza el experto.


XTB: “Merece la pena tener un poco de oro y alguna criptodivisa en cartera”