inversion

Reino Unido tras las elecciones, ¿buena alternativa de inversión?

Este jueves cerca de 47 millones de británicos están llamados a las urnas para elegir al primer ministro que pilote de facto el Brexit. Aunque la negociación va para largo, desde hace semanas parece alejada la posibilidad de una salida brusca de la UE, ¿estamos ante un catalizador para invertir en el país? ¿Vuelve a ser Reino Unido una opción interesante de inversión?

12 DE diciembre DE 2019. 08:00H Rocío Arviza

cec965901351134ef55a31ff19afcc5e.jpg

Han pasado tres años y medio desde que se celebrase aquel 23 de junio de 2016 el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, con victoria inesperada del no. Un periodo intenso para la política de un país que ha visto la marcha de David Cameron y de Theresa May del número 10 de Downing Street. Ahora, los resultados de las elecciones generales de este jueves dictarán si Boris Johnson también hace las maletas o, tal y como anticipan las encuestas, se queda para llevar a término la desconexión del país de la UE.

Mirar al Reino Unido

Pese a que siempre pueden surgir giros inesperados, el consenso de mercado entiende que hay muchas menos opciones para un Brexit duro, que siempre ha sido el peor de los escenarios. ¿Significa esto que Reino Unido puede volver a situarse entre las preferencias de los inversores?

Sasha Evers, director general de BNY Mellon para España, cree que “en general, las empresas domésticas de Reino Unido están con valoraciones atractivas porque han sido muy castigadas por el tema del Brexit. Otra cosa diferente son los exportadores, que se han beneficiado de una libra débil y, por tanto, sus valoraciones están más bien en precio”, asegura. Pese a todo, recuerda que el proceso de salida de la UE va a durar mucho más de lo que se piensa porque “incluso si Boris Jonhson gana las elecciones entraremos en un periodo de negociación sobre el contenido del acuerdo porque lo único que se ha establecido es el marco”.

Por su parte, José María Luna, socio de Luna-Sevilla Asesores Patrimoniales, también llama la atención sobre el hecho de que si el Brexit se lleva a cabo sin problemas, “Reino Unido lo puede hacer bien, podría haber cierta apreciación de la libra y un comportamiento importante de la bolsa británica, por lo que esto podría aprovecharse con un fondo paneuropeo o con el fondo de bolsa de Reino Unido de Janus Henderson”.

Para Domingo Barroso, responsable de ventas de Fidelity International para España y Portugal, Reino Unido puede ser una oportunidad si se desbloquea su riesgo geopolítico, “pero una oportunidad táctica”. En este sentido, no jugaría a invertir en el país solo porque llegue un desenlace del Brexit sino que aconseja “buscar compañías con buenos fundamentales y con buenos modelos de negocio” en el país. En todo caso, recuerda que hay factores que les convencen de Reino Unido, como que cotiza con descuento, que es un mercado que a nadie le gusta a día de hoy y que tiene una economía muy exportadora a la que le viene bien una coyuntura de eventual desbloqueo de las tensiones entre China y EE.UU. 

PIMCO cree que, independientemente del resultado final de las elecciones de esta jornada, la economía británica se debilitará en el corto y medio plazo, condicionada por la debilidad de sus dos principales mercados, EE UU y Alemania. Sin embargo, también ve oportunidades de inversión en la banca británica, la libra y los bonos soberanos británicos. “Los bancos británicos ofrecen una valoración atractiva en comparación con sus rivales europeos. La libra ha sido la válvula de escape en la historia del Brexit y creemos que está fundamentalmente barata”, aseguran desde la gestora. Eso sí, también tienen claro que “no es probable de todos modos que la libra regrese a los niveles previos al referéndum”. Respecto a los bonos soberanos británicos (Gilts), en Pimco recuerdan que “han cotizado significativamente por debajo de los Treasuries estadounidenses desde el referéndum de junio de 2016 y que en el medio plazo esos márgenes se reducirán”.

Por su parte, desde Amundi señalan que bajo el escenario principal, es decir, que gane un gobierno conservador, “el rendimiento de los Gilt a 10 años podría aumentar desde los niveles actuales, permaneciendo por debajo del 1% a finales de 2020”. En lo que respecta a la renta variable, un gobierno estable podría impulsar el mercado británico, que actualmente cotiza con descuento en relación a los mercados de la UE y globales. En este sentido, apuntan a que “seguimos siendo positivos con las compañías más centradas en el mercado doméstico de Reino Unido: constructores de viviendas, acciones de consumo discrecional y compañías financieras”

Portocolom: "En el futuro se hablara del impacto ambiental que tiene la rentabilidad"