resultados empresariales

Banco Sabadell gana un 54% menos, hasta los 328,1 millones

La entidad ha limpiado su balance y ha culminado la migración de TSB en el último año

01 DE febrero DE 2019. 09:15H María Pérez

shutterstock-1192025866-1_41-122565_20190201100613.jpg

Banco Sabadell ha cerrado 2018 con un beneficio neto atribuido de 328,1 millones de euros, lo que supone una reducción del 54,2% con respecto al ejercicio anterior. Una cifra que de no ser por el impacto de los costes extraordinarios, habría sido de 783,3 millones de euros, un 9,6% más y de 568 millones de euros sin tener en cuenta TSB.

En concreto, según ha publicado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad cifra el impacto bruto de los factores extraordinarios en 637,1 millones de euros repartidos en los costes extraordinarios relacionados con la migración tecnológica de TSB (121,1 millones de euros) y el impacto de la misma (339 millones), así como 177,1 millones de euros en provisiones extraordinarias derivadas de las ventas institucionales de activos problemáticos.

Por su parte, el margen de intereses ha alcanzado los 3.675,2 millones de euros, un 0,3% más con respecto a 2017.

Si bien las comisiones netas han aumentado un 9,6%, hasta los 1.335,3 millones de euros, el margen bruto ha experimentado una reducción del 9,8% con 5.010,2 millones de euros.

La entidad encabezada por Josep Oliu ha conseguido reducir su ratio de morosidad en un punto, hasta el 4,22% y mejoró su ratio de cobertura de saldos dudosos que ha alcanzado el 54,1%. El ratio de eficiencia se ha situado en el 58,29%.

La buena marcha de su negocio bancario también ha quedado reflejada en el crédito bruto, que crece por primer vez desde que comenzara la crisis económica, mientas que el crédito bruto aumentó en el trimestre impulsado por los segmentos en pymes y grandes empresas tanto en España como en México.

En esta línea, el banco ha asegurado que el crédito bruto creció en 2018 por primera vez desde el inicio de la crisis y que el vivo repuntó un 3,2% interanual, impulsado por el buen comportamiento de las pymes y las grandes empresas en España y por la buena evolución del negocio en México.

Respecto a la remuneración al accionista, la entidad ha anunciado que distribuirá un dividendo complementario en efectivo de 0,01 euros por acción, que se añaden a los 0,02 euros por acción aprobados en el tercer trimestre. Así, la ratio 'pay-out' asciende al 50%.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"