resultados empresariales

Álvarez (Santander): "No creo que el BCE vaya a poner problemas por la política de dividendos"

Espera recuperar el dividendo de modo que el payout ascienda hasta un mínimo del 40% y un máximo del 50%

28 DE julio DE 2021. 13:17H Mario Talavera

9a009d23901afa9a90fed04238683c66.jpg

Apenas el Banco Central Europeo dio su visto bueno a recuperar los dividendos, el panorama bancario vuelve a su cauce. Banco Santander presenta unos resultados de 3.675 millones de euros en el primer semestre de 2021, frente a las pérdidas que registró el año pasado, de 10.798 millones de euros.

El banco que preside Ana Botín alcanzó un beneficio ordinario de 4.205 millones de euros, un 153% más que en 2020, si bien a esa cantidad hay que restar los 530 millones de euros de costes de reestructuración del primer trimestre. Por eso la cifra final de beneficio se reduce a 3.675 millones.

También hay que tener en cuenta que en este periodo no existen cargos extraordinarios como las provisiones del año pasado o la actualización del fondo de comercio de Reino Unido. En todo caso, los ingresos crecieron un 8%, hasta 22.695 millones de euros.

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha explicado durante la presentación de resultados que "con pequeñas variaciones", en general se va a producir un "fuerte rebote de las economías". Ese es el principal motivo para el optimismo del consejero delegado, quien observa que durante este año gran parte de los países recuperarán niveles al menos similares a los anteriores a la crisis.

Con respecto a un posible ascenso de la morosidad, Álvarez observa que los factores de riesgo no indican que pueda darse. Tanto la evolución positiva del desempleo como de la compra de vivienda hacen pensar al dirigente que no hay que preocuparse por el negocio en cuanto al ámbito individual. "Tiene que consolidarse en el caso de las empresas", indica Álvarez, ya que de momento la demanda de crédito de las empresas es débil. A pesar de ello, el consejero delegado considera que, de momento, no hay razones para la preocupación: "Soy optimista con respecto a la evolución de la morosidad".

La entidad saca pecho también de su diversificación geográfica, que en esta primera mitad del año ha impulsado el beneficio. En particular, la región Europa estuvo cerca de triplicarse, con 1.426 millones de euros de resultado, mientras que las aportaciones de Norteamérica, con 1.628 millones de euros; y Sudamérica, con 1.645 millones, también mostraron aumentos significativos (del 178% y 41% respectivamente).

Cabe destacar el desempeño del banco de origen cántabro en Estados Unidos, donde obtuvo cifras nunca vistas. El beneficio ascendió a 1.291 millones de euros en el semestre y, fruto de ese éxito, Santander continuará expandiéndose en ese país con la adquisición del bróker independiente Amherst Pierpoint y la compra de los minoritarios de Santander Consumer USA, que representa el 20% de la entidad.

Otra de las cifras que llaman la atención es el avance de los servicios digitales. El hito de este periodo es la obtención de 45 millones de clientes digitales, un 14% más que en el primer semestre de 2020, en medio de la pandemia. Asimismo, el porcentaje de ventas que se produjeron por esta vía ascendió al 52%, frente al 44% del año anterior.

Con estos datos y con la previsible normalización económica, el banco va a seguir reservando capital a lo largo del año, pero no con las mismas intenciones del año pasado. Según indica la entidad en su nota de prensa, el objetivo es recuperar un payout de entre el 40 y el 50% del beneficio ordinario. Cabe hacer hincapié en la mención del beneficio ordinario y no del beneficio atribuido, por lo que el desembolso del Santander solo contando este primer semestre oscilaría entre 1681 millones y 2.102 millones.

Cuestionado por estos planes del banco, Álvarez se reafirma en que entran dentro de los objetivos generales de la entidad. "No creo que dada la calidad del balance que tenemos el BCE vaya a poner en particulares problemas por esta política de dividendos, que considero prudente", reflexiona.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"