resultados empresariales

El beneficio de Iberdrola cae un 13,5% hasta septiembre

El beneficio neto generado asciende a 2.090,9 millones de euros

24 DE octubre DE 2018. 09:20H Dirigentes

shutterstock-1179179236_85082_20181024120653.jpg

Iberdrola ha generado un beneficio neto de 2.090,9 millones de euros durante los nueve primeros meses de 2018, lo que supone un 13,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Una cifra que se ha visto perjudicada por la ausencia de extraordinarios y por una ralentización en la evolución del área de Generación y Clientes en España, tal y como notificó la multinacional a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por otro lado, en Brasil el beneficio neto de Neoenergia se ha situado en 1.170 millones de reales (un 357% más) y en Estados Unidos, el beneficio neto ajustado de Avangrid ha conseguido 511 millones de dólares, un 3% más.

De esta forma, el beneficio neto ordinario se ubica en los 2.051,3 millones de euros de enero a septiembre de este año, lo que se traduce en un aumento del 38% en comparación al año anterior.

Los ingresos de la multinacional española han mejorado en estos nueve primeros meses del ejercicio un 19,7% hasta conseguir 26.282,6 millones de euros y como resultado de este aumento, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía ha alcanzado los 6.719,7 millones -un 22,5% más que en el mismo periodo de 2017-.

Iberdrola prevé, en base a los resultados obtenidos a septiembre, superar los 9.000 millones de euros de Ebitda para finales de 2018 y un beneficio neto de 3.000 millones de euros sin considerar las plusvalías de las recientes desinversiones.

Todos los negocios de la empresa presidida por Ignacio Galán han mostrado un sólido crecimiento en el Ebitda: Renovables (+38,1%), Redes (+17,8%) y Generación y Clientes (+17,4%). Así, el 80% del beneficio operativo bruto de la empresa ha procedido de actividades reguladas y con ingresos predecibles a largo plazo.

En lo que respecta a su plan inversor, hasta el mes de septiembre el grupo realizó unas inversiones netas de 3.644,9 millones de euros. Dicha cantidad está compuesta en un 45% por las inversiones destinadas al sector de Redes y un 34% a Renovables.

La deuda neta del grupo es de 34.379 millones de euros a cierre de septiembre, mejorando en 80 puntos básicos el ratio FFO sobre deuda neta en el tercer trimestre situándolo en el 21%.

El Plan estratégico de 2018-2022 avanza según lo previsto en cuanto a crecimiento orgánico en todos los negocios, en todas las geografías; están cumpliendo con su Plan de Inversión y presentan unos sólidos ratios financieros.

En lo que atañe a su dividendo, Iberdrola ha acordado una remuneración de 0,15 euros brutos por acción a cuenta de 2018, lo que supone un aumento del 7,1% y que se materializará en febrero del 2019.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"