resultados empresariales

El beneficio de Santander aumenta un 18%, hasta los 7.810 millones

La integración de Popular ha supuesto un incremento de los ingresos del 15%

30 DE enero DE 2019. 09:25H Mario

ana-botin-resultados-18_41-121793_20190130092809.jpg

El Banco Santander cerró 2018 con un beneficio atribuido de 7.810 millones de euros, una cifra que mejora a la de 2017 en un 18%. Según la entidad, el año pasado sirvió para culminar “con éxito” el plan estratégico, centrado en aumentar la vinculación con sus clientes. De hecho, durante el último año sumó 2,6 millones de clientes.

No obstante, las operaciones que ha llevado a cabo en Latinoamérica han ayudado a que los resultados de 2018 superen los de 2017. La propia presidenta del grupo, Ana Botín, explica que “Latinoamérica sigue siendo un motor importante de crecimiento del grupo, con buen progreso especialmente en Brasil y México”.

En ese sentido, Brasil aportó un 26% de los beneficios ordinarios, mientras que España supone un 17%. Así, las ganancias se dividen de forma que en un 52% corresponde a Europa, mientras que el 48% restante corresponde a América.

En el caso de España, el beneficio atribuido alcanzó los 1.458 millones de euros, una cifra que se incrementó en un 28% con respecto a la de 2017. Según afirma el Banco, la integración de Popular ha aportado un crecimiento de los ingresos del 15%. En ese aspecto, Botín afirma que “la integración de Popular avanza más rápido de lo previsto”.

En lo que respecta a los ingresos, se elevaron un 9% a precios constantes, por lo que ascendieron a 48.424 millones de euros, un récord para los registros del banco. Ese aumento de la actividad tuvo que ver con el fortalecimiento de la estrategia de fidelización de clientes, esto es, un total de 19,9 millones de personas consideran a Santander su banco principal, con el aumento de 2,6 millones en el último mencionado anteriormente.

En cuanto a la transformación digital del banco, los servicios digitales han experimentado un aumento de clientes. En total, esos servicios fueron utilizados por 32 millones de personas, una cifra que se incrementó en 6,6 millones teniendo en cuenta los clientes del año anterior.

Buy and Hold: "En renta fija solo vemos valor en los intereses positivos"