resultados empresariales

Huertas (Mapfre): "No hay una recesión, pero sí una desaceleración"

La aseguradora eleva sus beneficios hasta los 609 millones de euros, un 15% más

12 DE febrero DE 2020. 13:35H Mario Talavera

72c28a33c2005a4ccfa60871afc270e8.jpeg

2019 representa un respiro para la principal compañía aseguradora del país. Según los datos que ha hecho públicos este miércoles, Mapfre consigue unos beneficios de 609 millones de euros. Esta cifra mejora la del año anterior en un 15,2%, aunque hay que tener en cuenta que Mapfre efectuó una provisión de 173 millones de euros, por lo que el resultado de 2018 descendió desde los 702 millones de euros (sin esa provisión) hasta los 529 millones.

Estos datos adquieren relevancia si se tiene en cuenta, como ha explicado el presidente durante la presentación, "la complejidad del momento en que nos encontramos". En ese sentido, Antonio Huertas ha aludido tanto a la situación económica global como a lo que tiene que ver con el impacto de los diversos fenómenos atmosféricos que tuvieron lugar durante 2019. En el primer aspecto, Huertas afirma que "no hay una recesión pero sí hay una desaceleración de la economía en el mundo".

La compañía destaca que el negocio de seguros registra un incremento con respecto al ejercicio anterior. Así, el denominado negocio core supera los 806 millones de euros, un 17,7% más que en 2018. Además, la rentabilidad de los principales mercados de la aseguradora gozó de un "aumento notable".

De ese modo, Mapfre reporta unos ingresos de 28.472 millones de euros, con un crecimiento del 7,1% durante 2019, mientras que, en referente a las primas, el incremento es del 2,2%, hasta los 23.044 millones de euros.

La diversificación de mercados supone en la mayoría de ocasiones una ventaja competitiva para las empresas porque reduce la influencia de los contratiempos en un mercado concreto. Así, los ingresos por primas están prácticamente igualados en función de los mercados principales de la aseguradora. De ese modo, esa partida en la Península Ibérica (España y Portugal) alcanza los 7.718 millones de euros, mientras que en Latam supera los 7.547 millones de euros, lo que apoya, según dice Huertas, la diversificación geográfica del grupo.

Sin embargo, también puede ocurrir que esa ventaja sea un arma de doble filo, ya que durante 2019 se enfrentó a diversas cuestiones que tuvieron que ver con razones climáticas y también políticas.

En ese sentido, Mapfre reseña que los resultados "están fuertemente condicionados" por diversos factores, como son los tifones Faxai y Hagibis en Japón, que supuso un coste de 107 millones de euros; los disturbios en Chile, que causaron un coste de 24 millones; así como las DANAs en España, cuyo impacto en las cuentas se estima en 17 millones de euros.

En total, Mapfre calcula que los costes por catástrofes medioambientales ascendieron a 147 millones de euros, mientras que en 2018 dicho coste alcanzó los 108 millones de euros.

En esa línea, a Huertas le parece evidente que esto es consecuencia del cambio climático. En su opinión, se ha producido un "incremento de fenómenos atmosféricos de alta intensidad y frecuencia que impactan en la actividad aseguradora".

En cuanto al coronavirus y su influencia en la economía, Huertas ha afirmado que "es un evento tan incierto que intentar hacer previsiones es un intento espurio". En ese aspecto, el presidente de Mapfre espera que se produzca una fase ascendente, si bien "quizás en las próximas semanas o meses empezará a descender", ha dicho. Por otro lado, asegura que se estima que dicha crisis puede suponer una reducción de medio punto en el crecimiento económico a nivel mundial.

No obstante, los resultados de 2019 llevan a Mapfre a mantener el dividendo en 0,145 euros por acción, en caso de que la Junta de Accionistas dé por buena dicha retribución al accionista.

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"