resultados empresariales

Botín (Santander): "No podemos cortar el crecimiento en Brasil o en banca digital"

El banco defiende un 'payout' del 40% para seguir invirtiendo tras volver a la senda de los beneficios

02 DE febrero DE 2022. 08:36H Mario Talavera

A raíz de la insistencia de los periodistas, Ana Botín, presidenta de Banco Santander, se ha visto obligada a recalcar los esfuerzos que está realizando la entidad por poner los cimientos de la rentabilidad futura. En medio de la presentación de resultados de 2021, Botín incide en que el Santander "no es similar a ningún otro banco en Europa".

Botín declara que "la retribución al accionista es importante para Santander y en 2021 ha sido el primer año que ofrecemos recompra de acciones como parte de su remuneración". Asimismo, añade que su banco tiene "el objetivo de distribuir el 40% del beneficio ordinario en 2022 con dividendos en efectivo y recompra de acciones".

En ese sentido, ese porcentaje es menor al que proponen otros bancos, incluso es menor al rango de entre el 50% y 60% que el banco se propuso antes de la crisis. No obstante, Botín sostiene que la entidad tiene "un crecimiento orgánico rentable", cosa que los homólogos europeos no consiguen. En su opinión, esta leve reducción se hace para tener capital disponible para inversiones, algo que no pueden hacer otros bancos.

"Si no tuviéramos alternativa, devolveríamos más capital al accionista", reflexiona Botín con respecto a sus inversiones. En ese sentido, insiste en que no se puede "cortar el crecimiento en Brasil o en banca digital". Por tanto, defiende que "el crecimiento requiere capital".

Por otro lado, la cotización actual de la entidad es un 11% inferior a la de 2019, antes de la crisis, si bien los resultados los superan en un 20%. En ese sentido, Botín espera que la cotización acabe reflejando los buenos resultados que obtiene la entidad, así como la mejora que ha conseguido en todos los mercados donde opera.

Cifras destacadas

El mayor banco español por capitalización y por activos retorna a las cifras prepandemia, tal y como confirman sus últimos resultados de 2021. La entidad registró unos beneficios de 8.124 millones de euros, que incluso superan las cifras del año 2019, cuando obtuvo 6.515 millones.

Asimismo, deja atrás las pérdidas de 8.771 millones que acumuló en 2020. Hay que puntualizar que estos números rojos del año anterior estuvieron marcados por las dotaciones para insolvencias, así como por el apunte contable al fondo de comercio que decidió hacer el banco ese año.

No obstante, el banco que preside Ana Botín regresa a las cifras positivas a lo grande, con unos números que casi alcanzan la cifra récord de 2009, cuando Banco Santander ganó 8.940 millones de euros. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la entidad afrontó en 2021 nuevos costes de reestructuración que restaron más de 530 millones a los números negros del año pasado.

El banco recalca que el último trimestre aportó las ganancias más altas en 12 años, con un beneficio ordinario de 2.275 millones de euros. En suma, Banco Santander se vio favorecido por el repunte de la actividad, que tuvo su reflejo en el crecimiento de los créditos (4%) y de los depósitos (6%).

Por otro lado, las dotaciones por insolvencias regresan a niveles habituales, con el descenso del 37% de 2021 con respecto al año anterior. Asimismo, el banco liberó 750 millones de estas dotaciones que se han computado como beneficio ordinario.

Santander anunció en septiembre su decisión de fijar una retribución a cuenta de los resultados de 2021 de aproximadamente 1.700 millones de euros, con un dividendo en efectivo de 4,85 céntimos de euro por acción y una recompra de acciones por valor de 841 millones, que ya se han completado. En las próximas semanas se anunciará una retribución adicional con cargo a los resultados de 2021.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"