resultados empresariales

Álvarez (Santander): "Hay un cambio en el modo de hacer banca"

Las ganancias en el primer trimestre ascienden a 1.608 millones de euros y reduce las dotaciones a la mitad

28 DE abril DE 2021. 09:02H Dirigentes

19939de72e23d1f913d5ca9bfc1e7760.jpg

Las dotaciones que realizó la banca durante el año pasado sirvieron para afrontar la crisis con un colchón más sólido frente a posibles insolvencias. Banco Santander se acercó a los 4.000 millones de euros en el primer trimestre de 2020, mientras que este año las reduce a la mitad (3.909 millones frente a 1.992 millones).

De ese modo, las cuentas trimestrales del banco que preside Ana Botín se favorecen de los esfuerzos del año pasado y superan los 1.608 millones de euros de beneficios. En ese sentido, hay que tener en cuenta lo atípico de esas dotaciones por insolvencias que realizó en 2020.

El consejero delegado de Banco Santander ha explicado a la prensa que "los resultados son muy buenos" y que, aunque la valoración bursátil no lo esté reflejando, las cuentas son sólidas. No obstante, advierte de que en los próximos meses "sería esperable la subida de la morosidad".

Aun así, José Antonio Álvarez espera "un rebote claro de la actividad una vez desaparezca el confinamiento". La evolución sanitaria determinará la "sostenibilidad en el tiempo" de ese rebote y, en adición, los niveles de morosidad que serán más reducidos si la economía consigue crecer por encima de lo esperado.

Con respecto a las diferentes reestructuraciones en marcha, Álvarez comenta que se trata de una dinámica en la que el sector se encuentra inmerso. "Hay un cambio en el modo de hacer banca", prosigue el consejero delegado: "Trabajamos con una mercancía virtual". Por ello, la disrupción que supone el uso de canales digitales, combinado con tipos de interés bajos son el panorama idóneo para estos cambios en el sector.

Con todo, estos resultados suponen multiplicar por cinco (331 millones de euros) los del primer trimestre del año pasado. Así, se puede observar que gran parte de las variables del negocio del banco de origen cántabro se mantienen con respecto a 2020, salvo las que atañen a las dotaciones y a los resultados en sí, como ya se ha dicho.

Ana Botín destaca el "fuerte crecimiento en Estados Unidos, Reino Unido y en banca corporativa y de inversión" en estos tres primeros meses. "Los resultados del primer trimestre muestran nuestra gran orientación al cliente y las ventajas de nuestra diversificación", comenta la dirigente.

Asimismo, afirma que se reservará el 40% de estos beneficios para pagar dividendos cuando los supervisores lo permitan: "La calidad crediticia es sólida y el capital se mantiene por encima de nuestro objetivo", defiende Botín. Álvarez cree que esto dependerá de las decisiones del Banco Central Europeo, que hasta ahora limita el pago de dividendos a una actitud "prudente" por parte de las entidades. El consejero delegado se defiende diciendo que otros bancos con menor crecimiento están teniendo unas políticas de pay-out más elevadas que Santander.

El resto de las variables muestran una evolución similar a la del año pasado, aunque algo diferente. En el caso de los ingresos, ascendieron a 11.390 millones de euros, un 4% menos que en el mismo periodo del año. No obstante, también los costes de explotación se han reducido un 8%, desde los 5.118 millones de euros hasta los 5.577 millones.

De ese modo, el margen neto mejora un 1% con respecto al año pasado, hasta los 6.272 millones de euros. Este año, Santander incorpora un cargo de 530 millones de euros que corresponde a los costes de reestructuración previstos para este año en Reino Unido y Portugal

Cambios en Santander España

El banco anuncia que sustituirá al actual consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair por Antonio Simões, que se hará cargo también de los negocios de la entidad a nivel europeo, como ya venía haciendo. El banquero portugués se incorporó al banco el año pasado tras su paso por HSBC.

Por otro lado, Nathan Bostock, actual consejero delegado de Santander UK, pasará a ocupar una nueva responsabilidad como head of Investment Platforms. De ese modo, supervisará las plataformas de inversión que Santander posee o en las que participa.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"