tecnologia

Ahora las pizzas las trae un robot

Cinco robots circularán por las calles de Alcobendas para repartir los pedidos de Día y Telepizza

28 DE octubre DE 2022. 08:30H Alba Guerrero

Ahora las pizzas las trae un robot

 

El Ayuntamiento de Alcobendas ha autorizado la circulación de robots de reparto por sus calles. Se convierte así en la primera ciudad en la que robots que son 100% eléctricos y sostenibles llevarán encargos a domicilio. Goggo Networks es la empresa de movilidad autónoma que pondrá en funcionamiento esta novedosa y futurista forma de entregar los pedidos a sus compradores. 

Esta compañía que opera en España y Francia desde 2018 comenzó el pasado mes de julio una fase piloto para hacer las pruebas pertinentes tanto en Alcobendas como en Zaragoza. “No hubo ningún inconveniente, los robots esquivan a los peatones y circulan por la acera a cinco kilómetros por hora”, explica Sara Nicolás, directora de relaciones institucionales y desarrollo de negocio de Goggo. 

Ahora, cinco robots circulan para llevar los pedidos de los supermercados Día y Telepizza que han sido las dos primeras compañías en utilizar esta tecnología que promete crecer cada vez más. De hecho, Sara Nicolás adelanta que están a punto de anunciar tres o cuatro comercios más que empezarán a trabajar con esta tecnología. 

El funcionamiento es similar al del reparto tradicional, excepto en el momento de la entrega puesto que los robots aún no están preparados para subir escaleras, y por tanto hay que bajar a recoger el pedido, que se hace a través de una app. Después, al móvil del cliente llega un mensaje de texto en el que se le informa de que su pedido lo entregará un robot, además de un link para seguir su recorrido. 

Cámaras y sensores para guiar al robot

Estos repartidores autómatas están dotados de cámaras, radares y sensores conectados permanentemente a un centro de operaciones donde los controlan: “No es tan fácil robarlos”, bromea Sara Nicolás. Allí se hace un mapeo previo del camino que tiene que seguir para detectar los lugares donde hay pasos de cebra. Puesto que están configurados para desplazarse por la acera, cuando deben cruzar la calle un teleoperador toma el control de forma remota. Cuando llega a su destino, al cliente le llega una notificación con un código o un botón, dependiendo del modelo de la máquina, que le permitirá abrir el compartimento para recoger su compra. 

“La idea es que se esté desplazando siempre y solo se detenga en nuestro centro logístico cuando sea necesario hacer labores de mantenimiento”, explica la directora de relaciones institucionales de Goggo Networks. De momento no hay una legislación estatal que regule esta tecnología, así que para circular, esta empresa necesita las licencias que les están otorgando los ayuntamientos con los que están empezando a trabajar. 

Aunque en España ver androides por las calles no es frecuente, en otros países europeos, sus ciudadanos llevan ya unos años conviviendo con ellos. De hecho fue otro restaurante de comida a domicilio, Dominos Pizza, el que empezó a operar con robots en Alemania en 2021. También llevaron su idea a Reino Unido y Estados Unidos. 
  

Artículos relacionados

Los ingredientes perfectos de la atención al cliente: robótica, personalización y cercanía
Por qué apostar por un brazo robot moderno para tu empresa
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"