tecnologia

Así ayudará el 5G a las empresas

El despliegue masivo de esta tecnología traerá beneficios a nivel económico y social

22 DE marzo DE 2021. 08:20H Isabel Garrido

14ca1c320a1c3558141aa3993dac8e73.jpg

El impacto que la tecnología 5G ya está teniendo en el mundo empresarial supone una revolución, para muchos, más grande de lo que podemos llegar a imaginar. Su potencial se estructura bajo el desarrollo de tres elementos encaminados a la educación, la innovación y el emprendimiento, como base para contribuir a que surjan proyectos de valor que aumenten la capacidad de la sociedad digital española. Así lo muestran los ejemplos de las grandes empresas, algo que también es aplicable al campo de las pymes, cuya puesta en marcha podría contribuir enormemente a su crecimiento económico.

En el periodo de transición actual, el 5G ha comenzado poco a poco a ponerse en marcha sin olvidar que todavía hay miles de millones de dispositivos que funcionan con las redes anteriores. Desde las limitaciones del 1G, lanzado hace más de 40 años, al logro que los primeros SMS supusieron con el 2G durante la década de los 90. Su sucesor ya permitía navegar por Internet y, aunque de muy bajo nivel, las videoconferencias ya eran una realidad. El boom llegó con el 4G y ahora el despliegue masivo tan esperado del 5G permitirá transformar el resto de tecnología, a pesar de que la pandemia haya ralentizado este proceso según lo previsto en el Plan Nacional para el periodo 2018-2020. Según recoge dicho documento, se pretendía impulsar una implantación temprana de las redes 5G en España y el desarrollo de la I+D+i en este ámbito.

Esta quinta generación representa un habilitador que posibilita el acceso a otras tecnologías ya presentes en el mercado, y que hasta el momento no se habían podido expandir para ofrecer nuevas tipologías de servicios. “Estamos hablando de que nos va a permitir hacer un uso masivo de la realidad aumentada, la realidad virtual, la inteligencia artificial o el Internet de las cosas”, recordó el director de red y de operaciones de Everis, Fernando Rex, durante un encuentro organizado por Madrid Network. A lo largo de su intervención en Tecnologías que ayudan a cambiar el mundo, Rex analizó la transformación que va a suponer en la sociedad en general, “desde el modo en que nos relacionamos, el acceso a contenido multimedia, la educación, el ocio o los viajes”.

El mundo de las finanzas también se ha adaptado a la nueva forma de vivir y sentir de una sociedad que se ha digitalizado, tecnificado y está en constante movilidad, informándose y transaccionando permanentemente. Para el presidente de MAD FinTech, Salvador Molina, las finanzas se adecúan “como un camaleón a las nuevas necesidades” creadas. “Salen de la sucursal bancaria, de la parte física de una entidad o aseguradora, y empiezan a moverse por el mundo”. En este sentido, el impacto del 5G también ha afectado profundamente al sector fintech. Para el experto en liderazgo, esta tecnología pone de relieve las capacidades, una ventaja que ejemplifica con dos casos.

El mundo del seguro, relativo a los automóviles y los hogares, vivirá un gran estímulo. En concreto, el Internet de las cosas puede llegar a ser esencial en relación con la asistencia en carretra y al coche conectado, al estar sincronizado con los fabricantes que en tiempo real podrán determinar si se han sobrepasado unos límites excesivos de velocidad o si determinados componentes tienen un nivel de desgaste que aconsejan acudir al taller. Igualmente, los instrumentos de domótica van mucho más allá de la subida y bajada de persianas o el encendido y apagado de luces. Molina resaltó el control de niveles de pérdida en distintas infraestructuras como roturas de agua y los cortes en los sistemas de seguridad.

Asimismo, también mencionó el mundo transaccional con el que el 5G permitirá un mayor control. La transformación de los métodos de pago podría llegar a suponer un gran impacto para el fintech con herramientas como la tecnología RFID, capaz de revolucionar el consumo, al identificar cada producto que sale por la puerta del establecimiento con el sistema móvil del usuario. De esta forma, su avance reside en la realización de un procedimiento de pago instantáneo, sin necesidad de una validación por parte del cliente o la caja.

El impulso de la tecnología 5G en España

Con la intención de no dejar pasar el tren de esta transformación digital, el Consejo de Ministros aprobó en diciembre del pasado año dos planes que tienen el objetivo de dar continuidad a los pasos que ya se han dado: Estrategia de Impulso a la Tecnología 5G y Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales, dotados para su desarrollo con un total de 4.320 millones de euros hasta 2025. En esta línea, el segundo presenta un ambicioso conjunto de medidas entre las que destacan la ansiada cohesión social, superando la brecha digital entre la España poblada y la despoblada; el acceso de todos los ciudadanos a los servicios esenciales de manera remota o que las principales carreteras, líneas de ferrocarril y aeropuertos tengan una conexión 5G ininterrumpida. Igualmente, también llama la atención la creación de un marco regulatorio que mitigue los riesgos en las redes a través de un entorno seguro.

En este contexto, la directora de Digital Policy & Talento en AMETIC, Amalia Pelegrín, reflexionó sobre la implicación de este plan en las empresas. De esta forma, el documento prevé que el 5G alcance entornos empresariales alejados, polígonos o centros logísticos, donde “ahora no está llegando y es necesario”. De igual manera, también señaló que, en relación a las pymes, se está planteando poner en marcha unos bonos que ayuden “a las empresas que están en procesos de transformación digital”. Para Pelegrín, el despliegue no puede consumarse sin atender a otro punto crítico, la formación de los ciudadanos: “Necesitamos establecer un plan de capacitación digital a todos los niveles, desde los colectivos más vulnerables en riesgo de exclusión, hasta los más altos directivos que necesitan saber para qué van a servir todas estas tecnologías”, ya que sin ello no se logrará que “las empresas sean realmente un motor de la economía”. Y puntualiza, “hablo de todo tipo de empresas, porque España es una sociedad de microempresas y de pymes”.

ODDO BHF: "La inversión en megatendencias minimiza las fluctuaciones diarias del mercado"