miércoles, 16 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Tecnología

China usará reconocimiento facial para dar de alta una línea telefónica

China está tomando todas las medidas posibles para verificar la identidad de más de 850 millones de usuarios móviles

09 de octubre de 2019. 09:10h Pablo Fdez-Alonso Araluce
  • China usará reconocimiento facial para dar de alta una línea telefónica

El control del gran hermano en China se extiende. A partir de diciembre, si quieres dar de alta una línea móvil, deberás prestar consentimiento para reconocimiento facial. De esta manera, el gobierno de Xi Jinping conectará el sistema de vigilancia más extenso del mundo con los datos móviles de sus usuarios.

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información chino ha sacado un comunicado en el que justifica este nuevo paso hacia la invasión de la intimidad de sus ciudadanos con el fin de "salvaguardar los legítimos derechos e intereses de los ciudadanos en el ciber espacio" y para controlar el fraude. Además del test de reconocimiento facial, los usuarios tienen también prohibido pasar su número de teléfono móvil a terceros y piden que revisen si se ha registrado su número sin consentimiento.

La mayoría de los países requieren de algún tipo de reconocimiento para firmar un contrato de móvil, al contrario que los servicios de prepago, pero es la primera vez que se exige un reconocimiento biométrico de este tipo. El sistema de vigilancia chino ha aprovechado esta oportunidad para mejorar sus perfiles sociales y prever posibles crímenes.

La nueva ley actualiza una regulación de 2013 que exigía a los ciudadanos chinos mantener sus documentos de identidad en regla y hacerse fotos explícitamente en caso de que quieran contratar una línea telefónica.

El objetivo de la nueva medida es comprobar mediante reconocimiento facial que el cliente es quien dice ser, comparando su cara con el de la foto dada. Por supuesto, si un usuario chino quiere contratar una línea por internet, tendrá que enviarle a la operadora un vídeo corto explicando que es quien dice ser.

A pesar de que el comunicado del Ministerio defiende que el objetivo es proteger a los usuarios de estafas, hay malestar ante la medida. Quartz recoge un comentario de un ciudadano chino en Weibo comentando la noticia.

"¿Cuántos años han pasado desde que se introdujo el registro mediante obligatorio nombre verdadero? Las estafas no han parado. Seguir recolectando nuestra información sensible viola nuestros derechos civiles", advierte.