lunes, 22 julio 2019
ZONA PREMIUM
Tecnología

Crean una plataforma para pago online seguro con el móvil sin necesidad de contraseñas

Biocryptology y Kinect lanzan blindatutarjeta.com

04 de julio de 2019. 23:38h Dirigentes
  • Crean una plataforma para pago online seguro con el móvil sin necesidad de contraseñas

La empresa europea de tecnología Biocriptología se ha aliado con Kíneox, fintech que optimiza los procesos de cobros mediante soluciones innovadoras y seguras, para que se conviertan en un sistema de comercio electrónico de forma rápida y segura en apenas dos pasos con todo tipo de tarjetas y de móviles que tengan reconocimiento biométrico. Los usuarios solo requieren la aplicación de Biocriptología y el registro de su tarjeta bancaria en blindatutarjeta.com para identificar, comprar y pagar de forma segura. La tarjeta está ciega ante este problema.

Frente a otras opciones de pago con el móvil que hay en el mercado, la solución de Biocriptología y Kíneox aporta mayor seguridad, la facilidad de uso y la universalidad. Este sistema permite a los usuarios pagar con cualquier tarjeta de crédito o débito, en cualquier tienda y con cualquier móvil con identificación de huella, mientras que el resto están limitados para los acuerdos de las marcas de teléfonos.

Asimismo, Blindatutarjeta.com cuenta con la certificación más alta en la seguridad para pagos con tarjeta, PCI DSS Nivel 1. Se trata de un estándar de seguridad impulsado por las principales emisoras de tarjetas de pago para ayudar a comercios, proveedores de servicios y bancos a reducir el riesgo de fraude con tarjetas de crédito mediante la protección de las infraestructuras que procesan, transmiten o almacenan datos de tarjetas de crédito.

Esta solución utiliza la biometría, una técnica que permite diferenciar una persona de otra manera, una característica física e intransferible que puede ser la huella digital, la cara, el iris u otras. La biometría aporta seguridad y comodidad a millas de procesos donde el usuario debe ser fe de su identidad real, prácticamente imposible el robo de identidad y el fraude en documentos y transacciones.

Ahora compre en tiendas físicas y en línea será más sencillo. En las primeras páginas, el usuario se identifica desde la aplicación, donde previamente ha cargado sus datos, y se confirma la compra con la huella (biometría). En el comercio electrónico, se identifica a través de un código QR que se genera al entrar en la tienda y confirma igualmente con su huella.

Con una facturación de 28.423 millones de euros en los nueve primeros meses del año pasado (+ 29,9%), según los últimos datos de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC), el e - commerce vive en España una época dulce Un dato no está nublado por el alto porcentaje de personas que no terminan la compra (abandono del carrito) por problemas de inicio de sesión y formularios, que Google Pay estima en un 30%.

Raul Legaz, director de biocriptología, que se titula “la eliminación de la necesidad de contraseñas y formularios, es lógico antes de que las ventas de las tiendas crezcan”.

“La mayor dificultad que se encuentran los e-commerce es cómo ofrecer una solución segura sin que conlleve dificultades para el usuario”, comenta Javier Bartolomé, director de Kíneox. “Con la solución de Biocryptology obtenemos un servicio totalmente seguro y una mejor experiencia de usuario en el momento del pago, lo que agiliza la operación.”

50.000 usuarios en tres meses

El alta y uso de la plataforma de Kíneox y Biocryptology es gratis para los particulares. Kíneox y Biocryptology esperan alcanzar 50.000 usuarios en tres meses. Esta solución permite además cumplir con los requisitos de doble autenticación que establece la nueva Directiva europea de Medios de Pago (conocida como PSD2) que entra en vigor el 14 de septiembre y convierte el teléfono móvil en el medio de pago más rápido, efectivo y seguro. Con todo ello, se ofrece a los usuarios una experiencia de pago online segura, mucho más ágil y, al mismo tiempo, se elimina el riesgo de fraude.

Los clientes no se preocupan por el tiempo ni por el proceso de identificación cada vez que entran en una tienda en línea, ni tampoco son obligados a recordar las contraseñas, ni a los datos ni a los pagos ni a la operación. electrónico

La directiva PSD2, que sustituye a la de 2007, está destinada a proteger a un usuario para poder acceder a una información sensible. El nuevo escenario obliga a las entidades bancarias a las medidas de seguridad. dando permiso para acceder a dichos datos.