tecnologia

Cuatro alternativas para sobrevivir a la extinción de las cookies

Datos proporcionados voluntariamente por los clientes, la solución para el e-commerce

19 DE septiembre DE 2022. 08:00H Alba Guerrero

Cuatro alternativas para sobrevivir a la extinción de las cookies Dirigentes Digital

Comienza la cuenta atrás para los e-commerce que tendrán que sustituir sus sistemas de recolección de datos. Por el momento Google ha dado algo de tregua y retrasa la desaparición de las cookies de terceros hasta 2024, aunque en un primer momento puso como fecha límite los últimos meses de este 2022. Este anuncio fue el resultado de la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea. 

“No debería ser una sorpresa para ningún e-commerce y, si se hace bien, el cambio a estrategias de recopilación de datos que no dependen de las cookies de terceros no debería ser percibido por el consumidor”, explica Antonio Molina, CMO de Qualifio. Esta plataforma de software propone a los e-commerce cuatro formas para ayudar a recolectar datos de sus usuarios que les permita segmentar sus anuncios y llegar así a su audiencia potencial. 

Datos compartidos por el usuario

Por un lado, llevar a cabo estrategias de recolección de zero-party data. Se trata de datos que los usuarios ceden de forma voluntaria a las empresas para mejorar su experiencia de usuario. De esta forma, los negocios online obtienen datos cualitativos y precisos que les permiten saber cómo sus clientes quieren interactuar con ellas, su intención de compra o contexto personal. Como estos datos son compartidos por el usuario de la web, no conllevan un coste y además facilita el cumplimiento de la ley de protección de datos vigente. Los zero-party data son menos invasivos y por tanto más cómodos. Otro tipo de datos que pueden recoger los negocios en la web son los first-party data. En este caso los clientes proporcionan a la empresa información cuando han hecho una compra o accedido a un servicio.

Desarrollar campañas de marketing interactivo para alentar al público a interactuar con las marcas. Los e-commerce logran de esta forma que los potenciales clientes permanezcan más tiempo navegando en su web y voluntariamente den información personal que sirva como guía para ofrecerles servicios y productos personalizados. Otra propuesta es implantar programas de fidelización. Según un informe de Rare Consulting, más del 80% de usuarios de distintas generaciones aseguran que los planes de fidelización han mejorado su experiencia. “Estos métodos se basan en la confianza, la interactividad y el entretenimiento, generando una experiencia personalizada en la que el consumidor se siente más cerca de sus marcas favoritas”, explica Antonio Molina. Y pronostica: “Lo más probable es que la ausencia de cookies de terceros se llene con diferentes métodos, ya que hay varias alternativas disponibles que dependerán del tamaño y el presupuesto de marketing de una empresa”

Artículos relacionados

Marketing humano o cómo apostar por la transparencia con el cliente
La desaparición de las cookies plantea nuevas vías para alcanzar a la audiencia
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"