tecnologia

El avance del 5G revoluciona la sanidad

En una apuesta clara por la innovación, Telefónica impulsa su desarrollo a través de servicios como la telecirugía, la teleasistencia o la rehabilitación grupal a distancia

15 DE octubre DE 2021. 10:49H Dirigentes

bdf9ac334dab2ce6ccf6aadb6a96068b.jpg

La llegada del 5G a la salud ha magnificado las posibilidades que la tecnología es capaz de ofrecer a este sector. Sus beneficios todavía son incalculables y estos se extienden tanto sobre el desarrollo del trabajo de los profesionales como en los propios pacientes que están empezando a experimentar las ventajas en su día a día.

La razón que explica la relación cada vez más íntima entre estos dos elementos, y, que hace de la sanidad, uno de los ámbitos con mayor proyección de crecimiento de esta tecnología, puede entenderse al observar dos características clave del 5G. Por un lado, la baja latencia que posibilita la transmisión sin retardos y, por el otro, la posibilidad de gestionar grandes flujos de vídeo a alta velocidad. Así, algunos servicios como la telecirugía, la teleasistencia, la rehabilitación grupal a distancia o el modo de transmitir y compartir conocimiento entre los profesionales son solo algunos ejemplos que estos avances ya están poniendo en marcha. 

En este sentido, Telefónica se erige como un grupo con una clara apuesta por la innovación. Para lo cual, la operadora está implementando diferentes casos de uso, muchos de ellos pioneros en el sector, ya que, según explican, para avanzar, además de los desarrollos tecnológicos y despliegues de red, es necesario aplicar dicha tecnología en entornos con usuarios reales. En este punto, el ehealth y el 5G están estrechando lazos y convirtiéndose en un binomio inseparable. Un motivo por el que, conscientes de ello, los distintos actores del ecosistema como los proveedores, fabricantes, instituciones, o la propia Administración, están centrando sus esfuerzos para conseguir que las innovaciones técnicas se conviertan en una realidad cotidiana.

Uno de los objetivos de la compañía es ofrecer un feedback constante a los fabricantes de infraestructura, proveedores y clientes internos para garantizar que “el despliegue de 5G esté orientado a las necesidades de los usuarios”. Por ello, a lo largo de los últimos tres años, ha llevado a cabo un importante impulso tecnológico realizando más de 80 proyectos junto a otras empresas. Estos están dirigidos a segmentos de industria, logística, turismo, automoción, educación, banca, televisión, deportes, espectáculos y, por supuesto, ehealth.

La mejora de la calidad de vida de las personas es la finalidad última del equipo humano que trabaja desarrollando esta tecnología

Dentro de este último, una de las experiencias más llamativas llevadas a cabo con el 5G son las operaciones quirúrgicas asistidas remotamente. De este modo, esta práctica se hizo realidad en el marco de unas jornadas de Endoscopia Digestiva Avanzada en las que Telefónica realizó, junto con el Hospital Quirónsalud de Málaga, un caso de uso del primer sistema de asistencia experta a operaciones, basado en esta tecnología con integración de datos por realidad aumentada (RA). Durante dicho encuentro, la ciudad andaluza fue testigo de cómo aquella cita se convirtió en el primer congreso médico del mundo donde las sesiones prácticas fueron emitidas en directo, en tiempo real y con posibilidad de interacción entre doctores y asistentes. Todo ello gracias a la combinación del 5G y la RA.

Unido a esto, los dispositivos médicos son otro de los ámbitos del ehealth que están experimentando un importante avance y donde el 5G está llamado a aportar numerosas posibilidades, en la medida en que estos contribuyen a que los diagnósticos preventivos sean cada vez más accesibles. Para hacerlo más palpable, llama la atención la importancia de Ocuexplorer, una iniciativa de Telefónica elaborada en colaboración con el Centro Internacional de Oftalmología Avanzada Profesor Fernández Vigo, encargado de la mejora del diagnóstico oftalmológico.

Este instrumento consiste en un dispositivo basado en ópticas y sensores electrónicos avanzados. Para entender su funcionamiento, además de la ventaja que aporta su capacidad de aproximación al paciente para realizar las pruebas, la cobertura 5G permite transmitir en tiempo real la información de gran volumen captada por Ocuexplorer a un sistema avanzado de Inteligencia Artificial encargado de realizar un análisis que, inmediatamente después, le transmite al oftalmólogo. De esta forma, la finalidad de este dispositivo es doble. Por una parte, hace más accesible el potencial de esta especialidad médica a colectivos con difícil acceso a estos servicios como zonas rurales o pacientes con problemas de movilidad. Mientras que, por otro lado, pone a disposición de los profesionales una herramienta diagnóstica que incrementa su eficiencia

La mejora de la calidad de vida de las personas es la finalidad última del equipo humano que trabaja desarrollando esta tecnología. Para lo cual, la rehabilitación grupal a distancia, anteriormente mencionada, es otro campo donde los pacientes ya disfrutan en la actualidad de los beneficios de su progreso. En este caso, es posible visibilizarlo gracias al proyecto Amatista, en el que Telefónica combinó el 5G y la realidad virtual para ayudar al tratamiento de personas con enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer o el parkinson a través de la música, proporcionando a los pacientes un entorno inmersivo musical.

Asimismo, también sobresale un proyecto piloto llevado a cabo en Luciana, un pueblo próximo a Ciudad Real, cuyo planteamiento estaba basado en cuidar de manera remota a personas mayores que viven solas. Para ello, su solución reside en la unión de la conexión wifi, la nube, la inteligencia artificial, el análisis contextual y el comportamiento, consiguiendo así detectar anomalías en la actividad diaria y favoreciendo que puedan llevar una vida lo más normal posible.


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"