tecnologia

El cloud se consolida en la empresa

La nube se está convirtiendo en el gran aliado de todo negocio, más allá de las garantías que ofrece como método de trabajo, sino también para poder acceder, de manera segura, a la información de la empresa en cualquier momento

20 DE julio DE 2022. 06:11H Paz Pineda

Pequeñas y medianas empresas han encontrado en el cloud computing el gran aliado para continuar con su labor más allá de su hábitat laboral. Inmersos en el verano y sus pertinentes vacaciones, con el teletrabajo luchando para implementarse de manera definitiva y la necesidad existente de favorecer al empleado, la nube se ha convertido en la solución más demandada y en alza del mercado global.

Datos oficiales de expertos en tecnología confirman esta tendencia empresarial de recurrir a esta solución como manera de poder continuar con la actividad laboral desde cualquier punto geográfico y con la mayor seguridad. Pero, las garantías que ofrecen los data center a las pymes van más de poder continuar con su labor en diferentes lugares, sino también solucionar imprevistos como cortes eléctricos.

A pesar de que las posibilidades que ofrece el cloud varían en función de la actividad de la propia empresa, su soberanía la está convirtiendo en toda una necesidad para organizaciones. Tal y como afirma el último estudio del Instituto de Investigación Capgemini sobre esta solución que impulsa la transformación digital además de sumar confianza, apostar por la nube en la empresa es la efectiva respuesta a controlar datos, fomentar la colaboración de los trabajadores y acelerar el proceso hacia un ecosistema de intercambio de datos.

El cumplimiento de normativa del cloud computing en la empresa

La computación en la nube, entendida como el uso de servidores remotos donde se almacenan, administran y procesan datos, implica unos requisitos regulatorios que toda empresa debería conocer. La Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros Médicos (HIPPA), el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) o el Payment Card Industry Data Security Standard (PCI-DSS), son algunos de los más frecuentes a la hora de establecer la normativa del cloud.

Sin embargo, en lo que muchos fallan es plantearse todo este debate una vez establecido el servicio del cloud computing y no antes de comenzar a analizar los resultados. La empresa no debe precipitarse a trabajar con una solución semejante sin antes haber planeado su estrategia. Se debe tener claro que uno de los objetivos principales de esta es crear una interfaz de autoservicio que mejore y facilite la configuración de los servicios, además de la salida del cliente y el cambio dentro de los servicios del cloud.

El problema surge cuando aparece el conocido como “TI en la nube”, término que hace referencia a la suplantación de identidad para poder acceder a datos e información almacenada dentro del cloud. Cualquier persona que consiguiera las coordenadas corporativas necesarias para acceder a la plataforma, bastaría para poder almacenar datos en la nube.

De ahí la importancia de elegir una figura de gobernanza en el sistema que supervise todo lo relacionado con la solución que aporta el cloud. Se considera fundamental para resolver preguntas o aclarar objetivos de la empresa y así garantizar también su seguridad y gestión dentro de la nube, además de asegurarse de cumplir los aspectos legales pertinentes dentro de la plataforma. Establecer bien las condiciones y barreras legales en la nube, puede ahorrar a la empresa incluso un serio problema frente a los tribunales.

La clave del auge del cloud

El camino a recorrer por el cloud aún es largo, pero a pesar de ello, los beneficios aportados hasta ahora son suficientes para demostrar que la demanda de la nube en las empresas está cambiando el modelo de negocio. Y con ello, las tecnologías emergentes que garantizan que su evolución será natural además de imprescindible en el tejido empresarial.

Bien por el incremento del servicio o por las condiciones laborales actuales que permiten a la plantilla teletrabajar, la demanda del cloud computing cada vez es más evidente. En 2021, según datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se reflejó cómo la población descendía hasta un 21% en grandes capitales como Madrid y Barcelona, y aumentaba en pequeñas localidades de provincia hasta un 534%.

La posibilidad de automatizar y flexibilizar la empresa y su infraestructura en cualquier lugar es gran parte del éxito del cloud. Lo que en la primera etapa de esta solución digital supuso, mayormente, el proceso de migración de datos hacia la nube, actualmente es una de las herramientas más útiles con las que se puede encontrar la empresa. Contar con un centro de datos virtual, con un bajo coste y escalable a, prácticamente, cualquier nivel es la esencia y realidad del cloud computing.

Noticia actualizada: 20-07-2022 08:55

Artículos relacionados

El 84% de las medianas empresas prevé seguir subiendo precios
Las empresas mundiales reembolsan sus deudas por primera vez en ocho años, pero las españolas la aumentan un 3,5%
El talento digital se cuela en todos los ámbitos de las empresas
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"