tecnologia

El factor humano, un elemento clave en la gestión de los datos de la empresa

Data Driven Day analiza las características que deben cumplir las compañías para lograr la generación de valor

16 DE marzo DE 2021. 08:00H Isabel Garrido

421bcd3e84f6fc212c15d7522b826118.jpg

La obtención de información a través de los datos se ha convertido en una práctica cada vez más necesaria en la búsqueda de la eficiencia de muchas compañías. En la actualidad, los constantes cambios y la permanente evolución de los entornos industriales implican nuevas variables a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones empresariales. En este contexto, la gestión de Data-Driven debe tomarse con la vista puesta en la mejora continua de las organizaciones, que valoran la analítica avanzada como un activo esencial a la hora de recorrer un camino u otro. 

Esta es una de las conclusiones extraídas de la primera edición de Data Driven Day, en la que varios expertos han abordado las claves para lograr la excelencia productiva. El cambio cultural debe basarse principalmente en la capacitación del personal, a través de planes de formación que los involucren en la nueva cultura empresarial. Solo de esta forma será posible la validación de las diferentes herramientas que poco a poco se vayan introduciendo, relacionadas con la comprensión y utilización de los datos. 

Asimismo, el compromiso de los trabajadores también debe entenderse como una pieza indiscutible para llevar a cabo la introducción de la información dentro de los procesos y, así, poder hacer frente a algunos retos de la industria como la planificación de la producción, el mantenimiento o el cumplimiento de los compromisos de entrega con los clientes. En este punto, es importante resaltar la rápida evolución de la obsolescencia de los productos, lo que hace que cada vez se considere más valioso para cualquier tipo de negocio tener en cuenta la previsión de demanda. De este modo, es fundamental atender al aprendizaje pasado, gracias al manejo de herramientas relacionadas con la cultura del dato. 

En este escenario, Emilio Anglés, Power, Controls and Information Systems Manager en Kellog’s, explica que su manera de mejorar la eficiencia de las líneas de producción se ha basado en proporcionar a su personal información en tiempo real, lo que les ha otorgado la “autoridad” y la capacidad de “tomar decisiones para aumentar la eficiencia de la planta”. Para su consecución, las características de la infraestructura que da soporte a los datos, entendidos como un elemento en sí mismo, es un factor clave. Por ello, detalla que es esencial que la maquinaria tenga capacidad de acumulación de cada detalle de forma sistematizada, con el fin de calcular el tiempo medio entre paros, las cajas por minuto o los contadores de rechazo, entre otros aspectos.

Además, también es importante grabar las series de BBDD generadas en planta y que estas estén relacionadas con variables como la temperatura, humedad, actuación de motores, válvulas y contadores, ya que todavía hay muchos componentes “que no somos capaces de tratar o digerir dentro de nuestros sistemas”. Por último, Anglés menciona que, una vez acumulado todo el contenido, es importante darle contexto para convertir los datos en información contextualizada, permitiendo llegar al punto más importante, la toma de decisión asegurando la eficiencia de la empresa. 

ODDO BHF: "La inversión en megatendencias minimiza las fluctuaciones diarias del mercado"