tecnologia

El patinazo de Radar COVID: apenas un 11% se la ha descargado

La tasa de penetración en España se encuentra muy por debajo de los países vecinos, donde se registran niveles cercanos al 25%. En Irlanda llega a ser superior al 40%

17 DE noviembre DE 2020. 08:40H Carmen Muñoz

d64aa1b985bac6c0d55050d344d06db2.jpg

Radar COVID, la aplicación móvil desarrollada por el Gobierno para alertar de contacto con un positivo no obtiene los resultados esperados. La herramienta, que fue presentada como un método eficaz para controlar la pandemia, no parece tan prometedora como se esperaban desde el Ejecutivo. Según datos recabados por la agencia PICKASO, dedicada al marketing de aplicaciones móviles, un total de 4,2 millones de españoles se la han descargado, frente a los más de cinco millones de usuarios que ha asegurado la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. 

Para que este sistema pueda reducir el impacto de la pandemia, la cantidad mínima de descargas en toda España tiene que ser de nueve millones o, lo que es lo mismo, alrededor del 20% de la población debería tenerla instalada. Sin embargo, la última actualización del citado estudio, que mide la evolución de Radar COVID entre el 30 de septiembre y el 31 de octubre, arroja un ligero aumento de la tasa de penetración del 9,9% al 11,5% en el último mes. La mitad del mínimo necesario para que el rastreo de positivos sea útil y que permitiría reducir el número de contagios en alrededor de un tercio. 

Comunidad de Madrid y Cataluña, que concentran el 30% de la población española, no han puesto en marcha esta aplicación hasta el pasado octubre. Aunque desde el Ejecutivo esperaban que su despliegue en estas regiones iba a disparar de manera significativa su uso, ha sido el acuerdo entre el Gobierno y La Liga para hacer menciones publicitarias de la aplicación durante la retrasmisión de eventos deportivos, como ‘El clásico’ del pasado 24 de octubre, lo que ha incrementado el número de descargas.

Pese a los esfuerzos, la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, reconoció hace unas semanas a través de su cuenta de Twitter que todavía no se ha llegado al objetivo. De hecho, los datos actuales distan bastante de lo esperado en la prueba piloto realizada en la isla canaria de La Gomera este verano. En este experimento realizado durante el mes julio, la retención promedio de Radar COVID, es decir, el número de usuarios que mantuvieron la aplicación activa tras haberla descargado alcanzó el 83% y el 61% de comunicaciones activas, en su mayoría, a las 24 horas siguientes de haber recibido el código de contagio simulado. 

Asimismo, se contabilizaron una media de 6,4 contactos estrechos de riesgo detectados por positivo simulado confirmado, lo que supone “casi doblar la eficiencia de los traceadores manuales”, que en el archipiélago se sitúa en los 3,5 contactos de media. Tres meses y medio después de finalizar el ensayo, la realidad es otra. Desde su lanzamiento, se estima que menos del 1,5% de las personas contagiadas por coronavirus en España han usado Radar COVID para notificarlo.

Al realizar una comparativa con los países del entorno del uso que hacen de aplicaciones con la misma funcionalidad, se observa que España se queda rezagada. De acuerdo con el análisis realizado por PICKASO en el que se recoge el comportamiento en siete países europeos, Irlanda sería el que mayor tasa de penetración de su herramienta de rastreo ha conseguido. En concreto, ha registrado más de 1,23 millones de descargas que, teniendo en cuenta su número de habitantes, esto se traduce en que un 40,5% de los irlandeses con smartphone ha accedido a ella. Le siguen de cerca Reino Unido (13,36 millones de descargas), Alemania (12,57 millones de descargas) e Italia (8,82 millones de descargas), donde al ponderar por población, el porcentaje total sería inferior al 25%. 

Otro dato significativo recabado es el tiempo que ha tardado cada país en conseguir el millón de descargas. Mientras que en España se necesitaron 20 días y 13 en Italia, en Alemania se superó la barrera de los dos millones en apenas tres días. Con todo ello, los más reticentes han sido los británicos, ya que no superaron el umbral hasta pasados 40 días del lanzamiento de su aplicación. 

Buy and Hold: "En renta fija solo vemos valor en los intereses positivos"