tecnologia

Internet riega el sector de las flores

El confinamiento ha disparado la venta online de flores, que ha funcionado como un salvavidas para un sector en pleno proceso de marchitamiento por el estado de alarma

04 DE mayo DE 2020. 17:38H Carmen Muñoz

74a57fe5a39a5f937cd5f5161e4e9ee7.jpg

El coronavirus entró de lleno en España a mediados de marzo, con el inicio de la temporada alta para las floristerías. Como un torbellino, la COVID-19 ha dejado las flores marchitas en las estanterías de estos negocios. A la cancelación de las Fallas le han seguido las bodas y comuniones, eventos en los que este tipo de artículos abundan por doquier. Lamentablemente, estas últimas semanas también se han se han producido más entierros que nunca, pero esta vez sin compañía para dar el último adiós. Tampoco con flores. Sin embargo, la reclusión en los hogares y la distancia de los seres queridos ha provocado un aumento de la demanda online, que se convierte en un balón de oxígeno para este mercado. 

“En un principio se redujeron las ventas, pero posteriormente se ha producido una tendencia positiva”, comenta a DIRIGENTES el director general de Interflora, Eduardo González, quien atribuye este alza al confinamiento. Tras un mes un mes en el que esta industria ha vivido sus horas más bajas y un producto perecedero que amenazaba con echar por tierra el ejercicio, el comercio electrónico ha supuesto un soplo de aire para los más de 1.500 comercios adheridos a esta red especializada en el envío de flores a domicilio. 

Esta situación ha desembocado en un aluvión de peticiones para cumpleaños, con un incremento del 300% en las últimas semanas. Sin embargo, el pico más alto se ha registrado con motivo del Día de la Madre, el pasado 3 de mayo. “Se ha producido una circunstancia que nunca antes había tenido lugar desde la fundación de Interflora en 1951 y es que la gente ha adelantado la compra”, señala González. Tradicionalmente, esta decisión siempre se producía en la última semana. La avalancha de encargos ha sido de tal magnitud que, se han visto obligados a limitar la cantidad y retrasar algunos envíos un par de días. “Si en un primer momento solo seguían trabajando el 40% de las floristerías, en el momento actual, más del 90% permanecen activas”, añade. 

Por núcleos demográficos, las más dinámicas en este sentido son las capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza o Málaga. No obstante, también se ha contabilizado un ligero repunte en los núcleos de población más pequeños en los que tienen presencia. “La marca siempre ha apostado de manera muy decidida por la digitalización, lo que nos ha permitido la optimización de los procesos y la adecuación a las demandas de los consumidores”, comenta González, al tiempo que subraya la necesidad de reforzar este canal que, con independencia de la crisis, se trata de un “inevitable recorrido” a seguir.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"