tecnologia

La brecha digital se extiende en las compañías

El 64% de las grandes empresas y el 56% de las pymes tienen problemas para cubrir puestos de trabajo tecnológicos

23 DE julio DE 2021. 08:04H Isabel Garrido

b0dff70a3a0b905996248f93a98e0a4c.jpg

El avance que la digitalización ha experimentado desde que comenzó la pandemia ha puesto en un nuevo brete a las empresas. En este escenario, muchas de ellas están comprobando la existencia de una brecha de habilidades técnicas que trae consigo una consecuencia: no hay suficientes personas con las competencias necesarias para impulsar la transformación de las compañías. Así lo muestra el estudio Digital Skills Research, elaborado por Rand Europe tras un encargo de Salesforce, con el fin de comprobar las principales causas y cómo combatirlas. 

Tal y como señalan las conclusiones de este análisis, la brecha de estas habilidades ha llegado a un punto de inflexión que se hará visible en las plantillas. En Europa, “el 64% de las grandes empresas y el 56% de las pequeñas y medianas están teniendo problemas para encontrar talento para puestos de trabajo relacionados con Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC)”, revelan en una nota. Así, dicha fisura hace referencia a aquellas competencias relacionadas con “el uso de dispositivos digitales, aplicaciones de comunicación y redes para acceder a la información y gestionarla”, que pueden ir desde acciones más sencillas como la búsqueda online y el uso del correo electrónico hasta otras como la programación y el desarrollo de software.

Normalmente, la evolución de este proceso estaba planteada para llevarse a cabo a través de un curso gradual. Sin embargo, la situación surgida como consecuencia de la COVID-19 ha implicado la necesaria formación en habilidades con las que poder impulsar las nuevas experiencias digitales. En este sentido, el estudio achaca el surgimiento de la brecha a diferentes causas. En primer lugar, destacan que “la demanda de talento tecnológico está superando a una oferta actualmente escasa”. Siguiendo esta línea, “las tecnologías emergentes necesitan más competencias digitales”.

Asimismo, también comentan que “los elevados costes y los enfoques desorganizados de la educación tradicional aumentan las barreras de aprendizaje”, algo que tiene una estrecha relación con la oferta formativa de la adecuación y la demanda de las capacidades por parte de las empresas, un elemento que de no cumplirse podría incrementar “las desigualdades sociales y económicas sistémicas”.

Responsabilidad de los dirigentes

Con esto, desde Salesforce comentan que las decisiones que tomen los dirigentes en la actualidad tendrán una repercusión en las futuras generaciones. Ahora, más que nunca, se hace necesario que las compañías desempeñen un papel fundamental, promoviendo carreras tecnológicas que actúen de plataforma para una “progresión” y un “aprendizaje permanente” de los trabajadores, así como impulsando la creación de vías de acceso no tradicionales a la industria tecnológica. E, igualmente, también subrayan la necesidad de prestar atención al avance de la democratización de las competencias digitales, debido a que la brecha existente seguirá creciendo hasta que todos los ciudadanos “puedan acceder en igualdad de condiciones a la tecnología y la educación para el reaprendizaje”. 

Más educación como base para impulsar la digitalización

La pandemia acelera nuevos modelos de negocio en las empresas


Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"