martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Tecnología

La conectividad, el futuro de la industria automovilística

Movistar Car proporciona a los usuarios de los vehículos seguridad y ahorro gracias a la conectividad a internet

29 de mayo de 2019. 16:02h Paloma Romero
  • Image

Telefónica ha lanzado un nuevo servicio para conectar el coche a la red y hacerlo más seguro e inteligente. Todo a través de la instalación, por parte del propio usuario y de manera sencilla, de un dispositivo y de una aplicación que lo gestiona. El servicio,está disponible para los coches de gasolina fabricados a partir del año 2004 y del 2005 para los coches con combustible diésel.

Movistar Car proporciona a los conductores una red wifi exclusiva para el coche con conexión para hasta cinco dispositivos de manera simultánea. La seguridad es una de las principales ventajas del sistema. Si el coche recibe un impacto, Movistar Car envía automáticamente una llamada a una plataforma que inicia el protocolo de asistencia, incluyendo la gestión del servicio de emergencias 112 en caso necesario. Pero además presenta otras mejoras en el ámbito de la localización de destinos y conseguir ofertas para ahorrar en combustible, seguros o talleres.

La tendencia a conectar coches es una de las áreas de mayor crecimiento en el denominado Internet de las Cosas (IOT). Según el informe Things Matter, el coche conectado destaca como uno de los espacios más relevantes dentro de la vida conectada de las personas.

En efecto, la digitalización avanza en los ámbitos laboral, personal, en el hogar y también en el vehículo. El transporte consume mucho tiempo de los seres humanos. Ahí es donde entra en juego aprovechar y que también puede aprovechar las ventajas que ofrece la tecnologías, en áreas como las comunicaciones , el posicionamiento o los diferentes tipos de consumo.

Las personas emplean sus dispositivos y servicios a todas horas. Por eso los fabricantes de automovilísticos están apostando por integrar cada vez más las nuevas tecnologías. Es algo que cuenta con el respaldo de los usuarios. Según los últimos datos de IDC, en 2019 se venderán 51,1 millones de vehículos conectados. Y hablamos de una proyección de crecimiento imparable. Para el 2023 se estima que se comercializarán más 66 millones de unidades de vehículos conectados en todo el mundo. Estos datos suponen una tasa de crecimiento año a año del 45,4% en el presente año en comparación al curso anterior.

Además, según los cálculos del estudio, en el 2023 el 70% de los camiones y vehículos ligeros en circulación testarán conectados a internet y casi el 90% de los nuevos vehículos vendidos llevarán de serie esta tecnología.