tecnologia

La transición ecológica tiene nombre de mujer

Silvia Bruno: "Es imperativo y urgente dar visibilidad a mujeres emprendedoras y tecnólogas, que arriesgan, que lideran sus propios proyectos y que además lo hacen en sectores científico-tecnológicos"

25 DE abril DE 2022. 06:21H Paz Pineda

La sociedad lleva años luchando por la plena inclusión de la mujer en el mundo laboral. Cierto es que los avances son positivos, gracias a importantes figuras del pasado y profesionales del presente. Mujeres que siguen demostrando, a través de sus logros profesionales, que el talento se trabaja y que no está reñido con el género.

Dirigentes ha podido hablar con Silvia Bruno, directora de Innovación y Tecnología del Grupo Red Eléctrica y Directora de Elewit, claro ejemplo de superación y constancia en el mundo de las telecomunicaciones y redes. Liderado por un alto porcentaje de hombres, la ingeniera demuestra que, en el sector de la energía, no está todo hablado.

Dirigentes. Elewit nace como la plataforma tecnológica del Grupo Red Eléctrica y sin duda, ha funcionado con resultados óptimos. ¿Qué fue lo que determinó su creación en un ámbito de la innovación aplicado a la energía y las telecomunicaciones?

Silvia Bruno. Elewit nace hace dos años como plataforma tecnológica del Grupo Red Eléctrica y con una clara misión: desarrollar soluciones innovadoras que impulsen la transición ecológica y la digitalización. Actualmente, uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad es la lucha contra el cambio climático y eso solo es posible si transitamos hacia un modelo energético descarbonizado y basado en fuentes renovables. Por otro lado, extender una conectividad universal y de calidad es fundamental para reducir la brecha digital y generar oportunidades en el territorio.

No cabe duda de que para impulsar estas dos grandes transformaciones es imprescindible la innovación y ese es precisamente el foco de Elewit desde nuestro nacimiento en 2019. Por supuesto, esto no quiere decir que antes de la fundación de Elewit no existiera la innovación en el Grupo Red Eléctrica. La actividad innovadora es intrínseca a Red Eléctrica, está en su ADN desde sus inicios en 1985. Elewit se crea para redoblar esa apuesta y potenciarla a través de nuevas herramientas como la innovación abierta y nuevas alianzas con partners.

Durante el 2021, el Grupo Red Eléctrica a través de Elewit ha gestionado 124 proyectos de innovación, lo que supone un esfuerzo total en innovación y desarrollo tecnológico de 11,4 M€.

D.   ¿Cuál es el principal objetivo Elewit? ¿Cómo ayuda al bienestar y avance de la sociedad? 

S.B. Elewit impulsa el desarrollo de soluciones innovadoras en dos ámbitos fundamentales hoy en día: la energía y las telecomunicaciones. En concreto, nuestro objetivo es que esta innovación sirva a los dos grandes procesos transformadores mencionados anteriormente: la transición ecológica y la transformación digital.

De esta manera, y su lugar a dudas, nuestra actividad repercute de manera positiva en la sociedad. Por ejemplo, los desarrollos tecnológicos en los que estamos inmersos contribuyen a la descarbonización del sistema energético y de nuestra economía, ya sea a través de redes más inteligentes, el impulso de un mantenimiento predictivo de los activos, o facilitando una mayor integración renovable, etc. También fomentamos innovación que extiende la conectividad a lugares donde ahora no llega. Por ejemplo, con Hispasat y la startup Nexmachina pusimos en marcha un piloto para dotar de conexión vía satélite a zonas rurales de la Sierra de Aralar y fomentar el Smart rural a partir de dispositivos IoT.      

D. Muchas startups, aun teniendo cualidades idóneas para impulsarse no alcanzan la meta o simplemente emigran a otros países. ¿Cómo paliar esta situación desde el Grupo Red Eléctrica?

S.B. Uno de nuestros focos principales es el apoyo al ecosistema emprendedor de nuestro país. En este sentido, desde nuestra creación, hemos puesto en marcha líneas de acción para impulsar la innovación y apoyar a las startups, entre las que destacan nuestros programas de Venture Client y nuestra actividad en Corporate Venture Capital. Ambas constituyen un puente entre la innovación que se promueve en el seno de la compañía y la que sucede fuera de ella. Y las dos son valiosas herramientas que nos permiten testar las últimas tecnologías, validarlas e incluso incorporarlas de manera ágil a los procesos y áreas de negocio del Grupo Red Eléctrica.

Si nos centramos en el programa Venture Client y, teniendo en cuenta el tercer programa que está en curso en este momento, ya hemos trabajado con 19 startups que fueron seleccionadas de entre más de 500 empresas resultantes de un scouting previo. Además, en total en las dos primeras ediciones se han invertido más de 600.000 € para llevar a cabo 14 pruebas de concepto de tecnología aplicada.

Por otro lado, somos early investor y nos enfocamos en Series Seed y Series A. Participamos en compañías emergentes a las que aportamos valor a través de nuestro conocimiento y nuestro ecosistema. Son 5 empresas referentes en sus ámbitos: la movilidad sostenible con Zeleros, el almacenamiento de energía con HESStec, en la visión geoespacial con Aerolaser, en la ciberseguridad con Counter Craft y en el edge computing con Nearby Computing.

D. ¿Qué necesita una startup para hacerse un hueco en un sector tan cambiante y en plena transición como es el de las energías renovables y sistema eléctrico? 

S.B. La transición energética supone muchos retos tecnológicos por lo que el abanico de oportunidades abierto para las startups es muy grande. Hay numerosos ámbitos en los que la innovación tiene mucho que decir: la integración de renovables, el almacenamiento, la inteligencia de las redes, la eficiencia energética, el autoconsumo, etc.

Por nuestra parte, presentamos a las startups un horizonte de colaboración amplio y el principal requisito para la acción conjunta es que su solución innovadora tenga un encaje estratégico con la actividad del Grupo y con nuestro principal objetivo en el ámbito energético: que es impulsar la descarbonización del sistema eléctrico. En este sentido, buscamos soluciones innovadoras que nos permiten optimizar procesos existentes o implementar mejoras en nuestra actividad. Por ejemplo, ya hemos trabajamos o hemos trabajado con empresas que están rompiendo moldes en el ecosistema de startups energéticas como Flexidao, HESStec, SigmaRail, Aerolaser, Zeleros…         

D. ¿Piensa que las startups son las grandes olvidadas del I+D en España? 

S.B. Las startups ya se han ganado un lugar de referencia en nuestro tejido productivo. Todos coincidimos que el ecosistema emprendedor es un motor de crecimiento económico y social y, ahora, también se posiciona como una de las palancas necesarias para la recuperación que afrontamos. En este sentido, una herramienta esencial será la futura Ley de Fomento del ecosistema de las empresas emergentes, más conocida como Ley de Startups. Sin duda alguna contribuirá a situarnos como uno de los países más atractivos para la creación de startups.

Es un marco regulatorio muy necesario y esperado porque estas empresas son la base de la nueva economía digital a la que aspiramos y generan empleo cualificado y, por tanto, riqueza.

Y además de este buen rumbo en términos de regulación, considero que en España existe actualmente una tendencia muy positiva en el ámbito corporativo. Cada vez, más grandes corporaciones incorporan líneas de colaboración con , cada vez más se abren a la llamada ‘innovación abierta’. Vemos más y más programas o inversiones en startups que fortalecen el emprendimiento en nuestro país. Por otro lado, se están consolidando importantes hubs de innovación en todo el territorio: Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao… esenciales para aflorar toda la innovación made in Spain.

D. Usted misma es ingeniera en un sector aún muy masculinizado, es reconocida como una de las referentes de nuestro país en cuanto al emprendimiento innovador, lleva décadas dedicada a la innovación y electricidad… ¿Qué necesitan las jóvenes para decantarse por carreras STEM y abogar por esa igualdad? 

S.B. Más referentes y menos estereotipos. No olvidemos que las profesiones masculinizadas tienen mayor valoración económica y social y que esta segregación laboral se sigue transmitiendo de generación en generación a base de estereotipos y falta de referentes. Y esta brecha está teniendo gran impacto. Según un informe de ClosinGap, eliminar las desigualdades del mercado laboral, en su conjunto, supondría sumar 230.847 millones de euros, esto es, un 18,5% del PIB.

Hay que trabajar a fondo para romper esta brecha, especialmente en el ámbito STEM, donde aún es grande. Según la reciente Radiografía de la brecha de género en la formación STEM, en el curso 2019/20 las mujeres suponían tan solo el 25 % en la rama de ingenierías y arquitectura.

Por eso, es imperativo y urgente dar visibilidad a mujeres emprendedoras y tecnólogas, que arriesgan, que lideran sus propios proyectos y que además lo hacen en sectores científico-tecnológicos en los que la participación de la mujer no ha sido la norma hasta ahora.

También es importante que fomentemos las vocaciones STEM desde la infancia, en el entorno educativo. Desde pequeñas nos convencemos de que nos estamos hechas para las carreras STEM y la escuela es el espacio clave para acabar con este sesgo inconsciente.

D. ¿Cuentan con algún programa específico para el impulso de la mujer en el ecosistema de la innovación en energía y telecomunicaciones? ¿Piensa que debe ser un proceso natural? 

S.B. En el ecosistema de innovación, como en cualquier otro campo del ámbito STEM, son muy necesarias medidas específicas y ambiciosas que fomenten las vocaciones y allanen el camino hacia una igualdad de oportunidades real y efectiva.

Así lo entendemos en el Grupo Red Eléctrica, donde contamos con un Plan de Igualdad que incluye 46 medidas relativas a la eliminación de la brecha salarial, la corresponsabilidad de los derechos de conciliación o la infrarrepresentación femenina.

También recientemente nos hemos adherido a la Alianza STEAM Niñas en Pie de Ciencia por el talento femenino, una iniciativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional para fomentar en niñas y jóvenes estas vocaciones en conexión con las artes y las humanidades.

Y ahora estamos también trabajando en un proyecto que esperamos anunciar en breve y con el que buscamos animar a un gran número de alumnas de Secundaria a elegir este tipo de estudios.

D. ¿Qué supuso para usted abrirse camino y alcanzar el liderazgo en innovación como mujer de éxito? 

S.B. Trabajo, confianza y pasión por lo que hago.

Pienso firmemente que hay que trabajar y esforzarse a diario para conseguir lo que se quiere. También es fundamental la confianza, en una misma, eso por supuesto, pero también contar con la confianza de los demás, de un/a mentor/a que crea en tus capacidades y te anime a seguir en el camino. Por último, algo primordial es la pasión: me encanta lo que hago y así ha sido siempre, a lo largo de todos los retos que he afrontado en mi trayectoria profesional. 

D. Dada la complejidad del mercado eléctrico actual, especialmente de cara al cliente final y consumidor, ¿es la innovación tecnológica la solución a la realidad que estamos viviendo? 

S.B. El sector energético afronta en la actualidad numerosos desafíos y el camino es avanzar en la transición ecológica. Y en este proceso de transformación de nuestro modelo energético hacia uno más sostenible y más eficiente para todos, la innovación es una de las muchas herramientas necesarias para hacer frente.

Como en tantos otros procesos transformadores de la historia, la innovación es una gran palanca de cambio y no cabe duda de que así va a ser ahora. 


Artículos relacionados

Fuga de talento: principales causas y claves para detenerla
Por qué las mujeres continúan a la cola de la tecnología
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"