tecnologia

LaLiga: cómo triplicar la audiencia gracias a la tecnología

El presidente de laLiga apuesta por el uso de datos e inteligencia artificial para hacer crecer el negocio que rodea la competición

25 DE septiembre DE 2019. 11:51H Mario

tebas-wfs_41-217174_20190925115213.jpg

"Va siendo hora de que el mundo del deporte trabaje también con la inteligencia artificial”, dijo Javier Tebas, presidente de laLiga, durante el World Footbal Summit, el encuentro que reunió en Madrid a muchos de los principales dirigentes del mundo del fútbol. Tebas, tratando de defender su gestión, hizo un largo repaso sobre los hitos que han marcado su presidencia.

La primera medida fue cambiar el nombre de la competición. “Llamar LFP es ponerle un nombre antimarketing”, se quejó Tebas, de ahí que como se conoce ahora al torneo sea “LaLiga” que, en opinión del presidente, es más reconocible que su anterior nombre. Ese primer cambio ya fue una declaración de intenciones del dirigente oscense y sobre la transformación que iba a vivir el campeonato español desde aquel relevo en abril de 2013.

Tebas expuso unas cifras que ilustran hasta qué punto iba a producirse dicha transformación. El número de empleados se ha multiplicado por diez, desde los 57 trabajadores de la temporada 2013/2014 hasta los 594 que trabajan para expandir laLiga en 45 países. La asistencia a los estadios alcanzaba los 13,1 millones en 2013/2014, y se espera que esta temporada se superen los 15 millones entre Primera y Segunda División.

En cuanto a la audiencia en televisión, se ha superado la barrera de los 3 mil millones, cuando en 2014/2015 se alcanzaban 1,2 mil millones. El secreto de Tebas y LaLiga que conocemos ahora, más allá del convencimiento y la seguridad que irradia, está en los datos. La tecnología es uno de los puntos que ha venido introduciendo el presidente desde que se hizo cargo del campeonato.

Y para muestra, otro dato. La plantilla dedicada a recoger y analizar datos ha pasado de una persona en 2017 hasta los 24 profesionales de ahora. El resultado es el crecimiento que ha experimentado la competición en cuanto a relevancia y a seguimiento internacional. Ello ha contribuido al aumento de los patrocinios y a conocer qué marcas funcionan mejor en qué territorios, de modo que, como explica Tebas, se pueden tener dos patrocinadores diferentes con un mismo producto para dos zonas distintas -por ejemplo, dos marcas diferentes de coches-, sin que ambas campañas entren en conflicto.

EL NEGOCIO ES CONOCER AL USUARIO

La Inteligencia Artificial también sirve para analizar cuáles son las horas propicias para programar los partidos. Esto es, los datos existentes son una base sobre la que programar los partidos y prever la audiencia que pueden tener. Ello, junto con la apertura de diferentes horarios ha supuesto que los derechos de televisión internacionales hayan aumentado su importancia con respecto al total y a estas alturas suponen ya el 42%.

Tebas asegura que “diversificar los horarios nos ha llevado al crecimiento de derechos internacionales”. Por ello se lamenta de que “aquí no se entiende” que el partido de los lunes supone una gran oportunidad porque es “el día con más gente sentada delante de la televisión”. Así, continúa la disputa que mantiene con la Real Federación Española de Fútbol por mantener ese horario.

En esa línea, el presidente insiste en que los ingresos que han generado esta diversificación es clave, ya que “el 60% de los ingresos de un equipo de la zona media alta de la liga vienen de derechos de televisión”. Y todo ello a raíz de la utilización de los datos. “Todo el equipo tiene que acostumbrarse a usar los datos en el mismo idioma”, dice con respecto a los trabajadores de su organización.

De esa manera LaLiga ha conseguido optimizar sus horarios y alcanzar los mejores resultados. Como muestra, la predicción que realiza la Inteligencia Artificial sobre las audiencias y las asistencias a los estadios tiene un margen de error de tan solo un 1% en el primer caso, y de un 3,4% en el segundo.

Por ello los datos han supuesto una revolución que mejora el producto y la experiencia que recibe el usuario. Es importante destacar esta definición de los aficionados, convertidos en usuarios de las plataformas y que, una vez las utilizan, aportan datos a la organización. De ahí el cambio de nomenclatura, que es el nombre que reciben los 150 millones de personas que acceden a ellas. En ese sentido, Tebas asegura que el negocio de las plataformas adyacentes de LaLiga no es el streaming, la publicidad o el patrocinio que conllevan, sino que el verdadero negocio es conocer al usuario y poder ofrecerle una mejor experiencia e incrementar el valor de la competición.

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"