Últimas noticias | trabajo - hidrógeno - 5g - i+d+i

tecnologia

"Las empresas van a acelerar sus proyectos y estrategias de digitalización"

Entrevista al Chief Technology Officer de Linke, Ricardo Casanovas

29 DE abril DE 2020. 08:30H Alexandra Gheorghiu

El coronavirus ha puesto sobre la mesa de nuevo las carencias en materia de digitalización de muchas empresas. No obstante, este parón en la actividad también ha allanado el camino para poner en marcha diversas iniciativas desde los departamentos de IT para que las compañías estén listas en materia tecnológica al volver a la normalidad. Unas tareas que antes no se acometían por falta de tiempo o por la complejidad de su gestión.

Ante la extensión del teletrabajo, una tecnología que se ha visto reforzada ha sido el cloud, cuya adopción ya era una constante en los últimos años. Aporta la flexibilidad que precisan las empresas para abordar su proceso de transformación digital y desplegar sus servicios con más agilidad. 

Para saber en qué punto se encuentra la digitalización de las organizaciones, el aporte del cloud en tiempos de coronavirus y, en definitiva, obtener una fotografía del sector tecnológico tras la COVID-19, DIRIGENTES charla con Ricardo Casanovas, CTO de la empresa de consultoría en la nube Linke. 

¿Cuáles son los problemas y oportunidades para el sector tecnológico que surgen con el parón empresarial?

La pandemia ha desencadenado una crisis económica con importantes consecuencias y las estimaciones macroeconómicas para España del FMI son alarmantes. Hemos visto que, debido a la situación se han detenido algunos proyectos porque la prioridad ha sido contener la pandemia y salvar vidas y, para ello, se han parado una serie de actividades para favorecer el distanciamiento social que es algo crítico.

Sin embargo, al tiempo que se detuvieron unos proyectos, se han activado otros. La tecnología, y concretamente cloud computing, ha ayudado a las organizaciones a adaptarse a las exigencias de la nueva situación mediante la creación de escritorios remotos, la configuración de redes privadas virtuales (VPNs), así como de sistemas de videoconferencia, y el despliegue de call centers virtuales.

Si hablamos del sector tecnológico en concreto, el parón también ha causado impacto, en especial en las empresas de servicios cuya actividad iba muy ligada a la de sus clientes. Sin embargo, algunas relacionadas con el producto y a tecnología cloud han visto mitigado el efecto en sus operaciones gracias al creciente interés en su oferta por parte de organizaciones que buscan mantener sus operaciones en un entorno de trabajo distribuido.

¿En qué punto queda la digitalización de las empresas españolas ahora?

Creo que todos tenemos claro en este momento que lo primero son las medidas adoptadas para contener la propagación y la salud de todos y cada uno de nosotros. 

Ahora bien, si hay algo que ha demostrado la tecnología en los últimos años, es que es un gran habilitador de oportunidades de desarrollo para las empresas por lo que, tras un primer shock que estamos recibiendo todos (los países, las economías, las empresas y las personas) tenemos que ponernos manos a la obra para recuperarnos y los procesos de transformación digital van a continuar su curso. Diría más, van a ser clave en la reactivación.  

La adopción de cloud computing en las empresas está muy ligada a su digitalización, ya que la nube es la base que permite a las organizaciones abordar sus estrategias de transformación digital, ya sea en ámbitos de IoT, Big Data, Inteligencia Artificial o plataformas web. Aquellas compañías cuyo grado de digitalización es avanzado, han podido mantener, o disminuir poco, su capacidad de mantener sus operaciones bajo la actual coyuntura de confinamiento. Las herramientas de apoyo al teletrabajo, las infraestructuras de red y comunicaciones necesarias y las aplicaciones que lo permiten, todas ellas en cloud, ofrecen capacidad ilimitada bajo demanda, lo que facilita que las empresas se adapten rápidamente a la situación, sin tener que hacer grandes inversiones.

Sin embargo, ha agravado la situación de las empresas cuyo grado de digitalización era menor, ya que dependen de sus infraestructuras tecnológicas, dimensionadas para un escenario normal. Sin duda, han visto gravemente afectadas sus operaciones y ha impactado negativamente en su resultado.

Esto nos lleva a prever que las empresas van a acelerar sus proyectos y estrategias de digitalización y, por tanto, de adopción de tecnología cloud, para garantizar su negocio y sus operaciones ante futuras pandemias o emergencias.

¿Estarán listas las empresas para volver a la normalidad desde el punto de vista tecnológico? ¿Qué acciones pueden poner en marcha para ello?

Unas más que otras. La vuelta a la actividad va a conllevar un esfuerzo adicional para todos porque todos juntos tenemos que salir de esta situación. Habrá departamentos de TI que retomen la actividad donde la habían dejado. Habrá compañías que dispongan de más recursos tecnológicos, por ejemplo, las que se han dotado de nuevas herramientas como las de trabajo remoto, que podrán utilizarlas para ofrecer flexibilidad a sus trabajadores y habrá organizaciones que hayan aprovechado este tiempo para llevar a cabo tareas que, en situaciones normales, son más complejas de gestionar o no se acometen debido a la sobrecarga de trabajo del día a día.

En este sentido, una parte de nuestros clientes se han puesto al día implementando controles de calidad y cumplimiento, localizando oportunidades para reducir costes, revisando las arquitecturas de TI, agilizando las migraciones y mejorando determinadas infraestructuras, como pueden ser las de almacenamiento y backup. Son empresas que claramente han visto una oportunidad y han querido aprovecharla.

Creemos que, en general, el tejido empresarial va a aprender la lección que esta experiencia nos ha dado y ante la eventualidad de futuros confinamientos y rebrotes de la pandemia, se tomarán medidas que permitan responder mejor ante estas situaciones. En este ámbito, prevemos una aceleración de las iniciativas de digitalización de las empresas como, por ejemplo, la implantación de herramientas de colaboración para facilitar el teletrabajo o el uso de infraestructura cloud escalable que permita a las empresas adaptar de forma directa sus costes de infraestructura a su demanda real.

¿Cuál es el aporte del cloud en las empresas en tiempos de coronavirus? ¿Cómo sacarle el máximo partido y así reducir costes?

Aparte de las comentadas, este parón ha proporcionado una oportunidad a muchas empresas de poder acelerar y ejecutar estas migraciones en un momento en el que sus operaciones se han reducido significativamente y, por consiguiente, simplifica el proceso de migración. En todos estos casos, las iniciativas de migración ya estaban aprobadas y planificadas pero el confinamiento ha permitido acelerarlas, simplificarlas y, en muchos casos, abaratarlas.

¿Cómo será el sector tecnológico después del COVID-19?

Hay una serie de características de este sector que no se perderán, como la capacidad de innovación o la cooperación, pero creo que durante esta crisis ha cobrado más relevancia, si cabe, por lo que veremos más oportunidades de co-innovación en un sector mucho más colaborativo.

Artículos relacionados

El futuro de la inversión en tecnología
Acelerando la transformación por fuerza mayor
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"