tecnologia

Las herramientas digitales prolongan su apogeo

Las pymes españolas incorporarán más tecnología después de la pandemia que antes

03 DE diciembre DE 2020. 08:30H Mario Talavera

1284defe5464accb010e8dc6a1f0cc2a.jpg

Durante estos meses, la posibilidad de adoptar más herramientas tecnológicas se ha presentado con dos alternativas ante las empresas: sí o sí. 2020 será recordado por la pandemia de coronavirus, pero también por el salto tecnológico de las pequeñas empresas: el 46% han aumentado el uso de plataformas digitales para relacionarse con sus clientes.

Esos datos, procedentes de un estudio de Facebook y Deloitte, desvelan el cambio de hábitos de las pymes españolas, además de mostrar que la tecnología ha supuesto la única opción para seguir en funcionamiento. No obstante, esa opción ha servido al 24% de las pymes para descubrir que con medios electrónicos se puede mejorar la experiencia del cliente.

Además, las redes sociales han entrado en la estrategia de las pymes, ya que para el 46% de las empresas declaran haber enviado más mensajes directos para estrechar el contacto con su público. Es más, dos de cada tres prevén mantener e incrementar el uso de herramientas digitales para interactuar con sus clientes.

La tendencia de la digitalización en las empresas es, además, imparable, con independencia de si la pandemia se alarga más o menos. "La digitalización, más tarde o más temprano, es innegociable", reconocía Jaime Hortelano, presidente de Grupo CMC, a este medio durante un encuentro virtual. Esta compañía, dedicada a la digitalización y e implantación de procesos tecnológicos en las empresas, insiste en que, a pesar de que los avances tecnológicos han tenido mucho que ver con la pandemia, continuarán después de ella.

Hortelano se basa en que "los ejes de la recuperación son la transformación digital y la sostenibilidad". En ese sentido, hay que tener en cuenta que una vez desaparezcan los riesgos, "hay que estar preparados" para el mundo que quede después de la crisis.

"El planteamiento es que la crisis va a acelerar los procesos", recalca Hortelano, aunque después se reanuden los encuentros físicos y las reuniones presenciales. Sin embargo, cree que esta pandemia ha ayudado a superar "las barreras culturales, mentales y psicológicas" que había contra el teletrabajo: antes de marzo, apenas un millón de españoles teletrabajaban, frente a los seis millones que han tenido que hacerlo desde que llegó el virus.

En todo caso, hay sectores en los que incluso la digitalización se ha visto afectada por la pandemia. El turismo es uno de los que más han sufrido durante estos meses por su paralización casi completa, si bien esta actividad cuenta con margen de mejora, ya que se pueden instaurar herramientas como check-in digital, amén de otras tecnologías que permitan interactuar menos entre las personas, sobre todo en circunstancias como las actuales.

Hortelano identifica la ciberseguridad como otra de las prioridades durante estos meses, ya que el trabajo desde casa puso en evidencia una mayor vulnerabilidad. Sin embargo, la "gran infraestructura de telecomunicaciones que hay en España" ha permitido que los trabajadores puedan mantener su productividad a pesar de perder el contacto con sus empresas y compañeros.

Para muestra, un dato de Grupo CMC: durante la pandemia ha registrado el doble de transacciones electrónicas, como notificaciones certificadas, firma eletrónica, entre otras transacciones. Hortelano destaca que cuando se decretó el confinamiento más estricto "la importancia de las transacciones electrónicas sin necesidad de presencia física creció exponencialmente".

RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"