tecnologia

Las peticiones de los dirigentes a Europa en materia tecnológica

Las grandes empresas del viejo continente apuestan fuerte por el despliegue del 5G para hacer frente a los competidores estadounidenses y asiáticos

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Nacho Bosque

clipboard-ksi-620x349-abc_41-168074_20190618114309.jpg

El principal lobby empresarial europeo, el European Round Table of Industrialists, ERT, tiene más claro que las instituciones comunitarias por donde pasa el futuro de Europa en materia tecnológica. De ahí que hayan solicitado formalmente a la Comisión Europea que de cara a la nueva legislatura la digitalización y el despliegue del 5G sean las máximas prioridades en este sentido.

Esta prestigiosa agrupación de grandes compañías está integrado por grandes empresas del viejo continente, como Volvo, Siemens, Grupo Merck, Henkel, BMW o Astrazeneca. Entre sus peticiones a los burócratas europeos,

los problemas tecnológicos ocupan el primer lugar entre la lista de prioridades de los máximos dirigentes, siendo la principal asignatura, con más de un 70%, la digitalización y el 5G, según una encuesta realizada por el ERT

En este prestigioso foro empresarial están presentes varias grandes empresas españolas, es el caso de Telefónica, Inditex o Ferrovial, con sus máximos dirigentes, José María Álvarez-Pallete, Pablo Isla y Rafael del Pino al frente.

Los resultados de este estudio están basados en los pronósticos: Para 2025 en la UE se crearán 2,3 millones de empleos ligados al avance tecnológico que implica el desarrollo de las redes 5G.

El informe destaca que más de la mitad de los empresarios apuesta porque infraestructura digital de Europa la convierte en un lugar muy atractivo para hacer negocios en relación con otras partes del mundo. Entre sus principales preocupaciones también aparecen el cambio climático y garantizar que las normas comerciales globales se apliquen de manera justa.

Además estos grandes empresarios esperan aumentos moderados tanto en las ventas como en la inversión para los próximos años.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"