jueves, 18 julio 2019
ZONA PREMIUM
Tecnología

Luces y sombras en el empleo en Amazon

Los robots que analizan a sus empleados están en entredicho por la última ola de despidos

30 de abril de 2019. 15:39h Dirigentes
  • Image

La compañía presidida por Jezz Bezos tiene dos vertientes en materia laboral. Por un lado figuran los empleados de sus oficinas. Poseen zonas de juegos, gimnasio, fruta fresca y todo lo necesario para descansar, esparcirse y dejar volar la imaginación. De hecho la mayor red social profesional del mundo, Linkedin, sitúa a Amazon como la mejor empresa de tecnología para trabajar de todo EE.UU., por delante de otras firmas punteras en el trato que ofertan a su capital humano, como Google o Apple, por ejemplo. De hecho, según un estudio de la web especializada en el mundo laboral, Glassdoor, el 75% de los empleados recomendaría a sus amigos trabajar en Amazon.

La otra cara de la moneda es la del personal que se emplea en los inmensos almacenes que Amazon posee repartidos por los cinco continentes. Estos centros logísticos fueron pioneros en el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial, uso de drones y robots para mejorar la eficiencia y maximizar el beneficio. Los problemas han surgido cuando esas mismas tácticas se han utilizado para medir el rendimiento de los trabajadores.

Según publica el medio de comunicación neoyorkino The Verge, el sistema informático está ya decidiendo los despidos automáticos de empleados que, a juicio de la máquina, no están teniendo el rendimiento adecuado.

De hecho, entre los meses de agosto de 2017 y septiembre de 2018, en torno a 300 empleados de los almacenes de Amazon en la localidad de Baltimore, aproximadamente el 10% de la plantilla, fueron despedidos porque su sistema los consideró ineficientes.

En efecto, el sistema que gestiona el personal de los centros de logística de la tecnológica estadounidense es capaz de medir las pausas que hacen los empleados a lo largo de su jornada y genera envía alertas en cuanto no cumplen con su cometido. De hecho, este software de monitorización puede mucho más lejos, ya que en caso de que la ineficiencia en el trabajador persista, el programa inicia automáticamente los papeles de despido.

Amazon ha garantizado que su programa no puede despedir a nadie de manera automática y sin supervisión de un humano humana. "Nunca despediremos a un empleado sin que haya recibido nuestro total apoyo, incluidas sesiones adicionales de entrenamiento y formación", ha explicado la empresa en un comunicado.

Pero el tiempo de la monitorización de los trabajadores ya está aquí. Si es usted un buen empleado, no tiene nada que temer, pero si no lo es, vaya preparándose para engrosar las listas del paro.