tecnologia

Por qué apostar por un brazo robot moderno para tu empresa

En los últimos tiempos se ha popularizado el uso del brazo robot en la industria.

19 DE febrero DE 2021. 11:30H Dirigentes

c47b47810a0796a13f8e0764ee8d517f.jpg

Aunque se suele tener una idea aproximada sobre lo que significa apostar por este tipo de tecnología, lo cierto es que numerosos empresarios desconocen cómo funcionan o qué ventajas pueden proporcionar estos aparatos a sus respectivas empresas.

Que es un brazo robot y por qué es el futuro

Los brazos robots comenzaron a implantarse en ciertas industrias a finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI. Aunque en un principio eran aparatos rudimentarios y, de hecho, presentaban algunos problemas de movilidad, el incremento en su demanda se ha traducido en una mejora de los materiales y funciones que presenta.

Básicamente un brazo robot es un aparato que, como su propio nombre indica, simula ser un brazo humano pero está controlado por un robot. Así, el brazo robot puede llevar a cabo tareas que antes eran desarrolladas por un brazo humano, como colocar tornillos, mover ciertos instrumentos o, en general, ciertas actividades específicas.

Como hemos comentado, en los últimos años los materiales y funciones se han desarrollado de manera sorprendente. Por ello, en la actualidad existen robots increíblemente ligeros (apenas 5 kg) que pueden soportar cargas gigantescas que ningún brazo humano, por sí solo, podría soportar.

Para qué se usan los brazos robots

Un brazo robot puede ser programado para diversas funciones dentro de una empresa, desde transportar piezas hasta soldar de manera rápida y eficiente. De hecho, no se trata de abaratar costes humanos, sino de liberar a los trabajadores de algunas funciones complejas que pueden dar lugar a accidentes laborales. De algún modo, un brazo robot puede especializarse en funciones dificultosas e incluso peligrosas.

Con el fin de poder soportar altas temperaturas y pesos altos, los brazos robots son fabricados a base de materiales muy resistentes, tales como acero, titanio o aluminio. Gracias a ellos, el robot simplemente se programa y se enciende y apaga cuando el programador así lo quiera.

¿Es difícil controlar un brazo robot?

Una vez comprendido cómo funciona un brazo robot, ha llegado el momento de dar respuesta a la gran pregunta que se plantean todas las empresas en algún momento: ¿cómo se puede controlar un brazo robot sin tener amplios conocimientos sobre informática?

En primer lugar, la mayoría de las empresas de confianza, como la conocidísima Universal Robot, llevan a cabo demostraciones al equipo antes de su instalación. Estos equipos se trasladan a las naves o instalaciones de la empresa para adecuar y comprobar en qué lugar se debe colocar el robot. Una vez hecho esto, se realiza una demostración y se explican las cuestiones básicas que atañen a los costes de inversión y otras dudas comunes.

En segundo, un brazo robot funciona como cualquier equipo actual. Así, un controlador o microordenador, adaptado de manera sencilla, permite controlar todos y cada uno de los movimientos del aparato. ¿Es necesario ser informático para saber controlar un teléfono móvil? Algo similar ocurre con el brazo robot, que ofrece una guía rápida y otros servicios fácilmente comprensibles.

Además, el equipo de la empresa que se contrate siempre puede ofrecer la ayuda que el empresario considere y, en caso de presentar ciertos problemas, ayudar a solucionarlos.

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"