tecnologia

Una estrategia centrada en la reducción de las emisiones de carbono y el impulso de la eficiencia

Para 2030, Schneider Electric aspira a tener operaciones netas cero. Para 2040, una cadena de valor neutra en carbono y, de cara a 2050, una cadena de suministro totalmente neta de CO2, sin compensaciones

29 DE junio DE 2022. 11:32H Dirigentes

Schneider Sostenibilidad Premios Dirigentes Digital

Desde el nacimiento de Schneider Electric, la sostenibilidad se ha posicionado como uno de los pilares fundamentales de la compañía. Una prueba de su compromiso es el seguimiento que realizan de cinco barómetros a través de los informes que dan a conocer de forma trimestral desde 2005, los diferentes incentivos puestos en marcha desde 2011 o, también, la creación del Comité del Consejo de RRHH y RSC en el año 2014. En el caso concreto de España su objetivo sigue la misma línea, de forma que su trabajo está centrado en la reducción de las emisiones de carbono y el impulso de la eficiencia. De hecho, las seis fábricas con las que cuenta el grupo y su centro de distribución ya consumen el 100% de energía renovable vía certificados de origen verdes.

Con este enfoque como punto de partida, para 2025 su meta está centrada en la consecución de nueve líneas de acción. Estas son: operaciones neutras en carbono y ser CO2 positivos junto con los clientes; 80% de ingresos verdes; proveedores principales para reducir las emisiones de CO2 de sus operaciones en un 50%; otro 50% de contenido de materiales verdes en sus productos; 100% de envases primarios y secundarios sin plástico de un solo uso y con cartón reciclado; 100% de proveedores estratégicos que proporcionen trabajo decente a los empleados, entendiendo este elemento según la definición aportada por la Organización Internacional del Trabajo; diversidad de género 50/40/30, desde la contratación hasta los gerentes de primera línea y los equipos de liderazgo; 50 millones de personas con acceso a electricidad verde y un millón de personas desfavorecidas formadas en gestión energética.

Y estas propuestas no acaban aquí. Para 2030 Schneider Electric aspira a tener operaciones netas cero, sin compensaciones de CO2, impulsando la innovación para un menor CO2 inducido para las emisiones de Alcance 3. Y, con la vista puesta en el largo plazo, para 2040 y 2050, respectivamente, la entidad se ha propuesto disponer de una cadena de valor neutra en carbono de principio a fin y otra de suministro totalmente neta de CO2.

Asimismo, para la organización el cambio climático supone la mayor amenaza para la salud, la seguridad y la sostenibilidad. De este modo, unido a las cuestiones anteriores también centra sus esfuerzos en mitigar su papel en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero al entender, igualmente, que la economía mundial está sometida a una transición justa hacia un futuro de cero emisiones netas para 2050.

Para ello, Schneider Electric ha impulsado algunos programas como Fábrica Inteligente y Zero Carbon Project o se ha unido a otras iniciativas como la coalición The Climate Pledge con el objetivo de empujar al mundo a conseguir la neutralidad de carbono, una década antes del hito del Acuerdo de París de 2050.

En este escenario, Schneider Electric también ha dado la bienvenida recientemente al nuevo plan REPowerEU de la Comisión Europea, cuya misión es abordar la actual crisis energética y empoderar a los consumidores para conseguir una Europa más sostenible y resistente. Desde la compañía han anunciado que se encuentran profundamente alineados para re-energizarse y reducir la dependencia energética al considerar que son un actor clave para promover la transformación del continente. Y, además, también resaltan la importancia de invertir en soluciones energéticas inteligentes y descentralizadas que sean capaces de lograr un cambio estructural antes del año 2027. Schneider Electric afirma que se está creando un Nuevo Mundo Eléctrico más digital e impulsado por los consumidores de energía al que llaman Electricidad 4.0.

En esta línea, la entidad también ha mostrado su apoyo al anuncio de la Comisión Europea sobre el futuro uso del gas de efecto invernadero (GEI) SF6 por el que el organismo propone revisar su reglamento. Una muestra de ello es su oferta de un conjunto innovador de tecnologías digitales ambientalmente superiores que evitan el uso de este gas de efecto invernadero reemplazándolo por aire puro.

Así las cosas, con la vista puesta en el presente, la estrategia de Schneider Electric está centrada en la resiliencia y la disminución de su dependencia frente a terceros, para lo cual concentran sus esfuerzos en la electrificación y la eficiencia. Bajo este paraguas se englobarán algunas campañas en las que ya están trabajando como Grid of the Future, Zero Net Buildings, Industry for Life y, especialmente, Electricity 4.0. De hecho, en este punto destacan los reconocimientos otorgados a la Cadena de Suministro Global de la organización, entre los que destacan la cuarta posición obtenida en el Top 25 Supply Chain Award de Gartners, así como su nombramiento como ‘Mejor organización con cadena de suministro sostenible global’ en la Global Sustainable Supply Chain Summit 2021, lo que supone un premio al esfuerzo llevado a cabo para reducir las emisiones de carbono de sus cadenas de suministro durante los anteriores tres años en más de 100.000 toneladas.

Noticia actualizada: 29-06-2022 11:35

Artículos relacionados

Schneider Electric y AVEVA digitalizan el suministro de agua de Kunming CGE
Schneider Electric lanza el programa mySchneider IT Partner en Europa
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"